lunes, 17 de abril de 2017

JÓVENES PROTAGONISTAS EN LOS QUE CRISTO VIVE

JÓVENES PROTAGONISTAS EN LOS QUE CRISTO VIVE

Triduo Pascual al calor de Fátima. Las Jornadas de Semana Santa de los Militantes

Nunca un drama tocó tan profunda sima como cuando el hombre asesinó a su Creador y Redentor. Y nunca tampoco cobró tal fuerza la esperanza cuando el inocente pagó por todos los pecados y prorrumpió en la más bella frase jamás escuchada: "¡Hijo, ahí tienes a tu Madre!". Y desde entonces, aquel hijo –Juan evangelista que nos representaba a todos- con  María, Madre del Creador y Redentor, salieron a buscar testigos de esperanza.

Este mensaje me llegó muy hondo este Sábado Santo del 2017, al concluir la Asamblea de militantes de Santa María, en Los Valinhos, Fátima, después de haber seguido el itinerario jubilar y compartido las gracias recibidas de la Virgen y las gozosas vivencias de ese día, una de ellas la renovación de nuestros compromisos con dos significativas oraciones: "Madre, Hágase; Madre, Estar".

El mensaje llegaba límpido, directo, cordial. Al cruzar el umbral de la Puerta Santa del santuario de Fátima debía quedar fuera, atrás, el hombre viejo, el pecado…y peregrinando tras las huellas de los pastorcitos, en la Capelina (capillita) de las Apariciones, ante sus tumbas, en la capilla del Santísimo, debíamos asumir la vida de oración, ofrecimiento, apostolado. En este lugar, el P. Morales comunicó a los primeros cruzados la aprobación eclesial del movimiento y la opción por la juventud en 1955. Aquí y ahora, María se nos hacía presente para renovar el llamamiento apremiante y nuestra entrega para la nueva evangelización de los jóvenes y de las familias.

Todo a punto en esta cuarentena de jóvenes de enseñanzas medias, universitarios y cruzados que se acercó hasta Ciudad Rodrigo para vivir santamente el triduo Pascual, muriendo y resucitando con Cristo, en su liturgia, en la oración (personal y grupal), en las clases formativas (catequesis y relaciones humanas), en el deporte, en las visitas culturales por el rico patrimonio de la ciudad, y, especialmente en las Asambleas en las que se compartieron las experiencias apostólicas del curso. ¡Con qué fuerza resonaron las vivencias de la JMJ, del Campamento con los 25 años de nuestra Virgen de Gredos, los Ejercicios Espirituales, las convivencias formativas tipo "Cursillo de Comillas", las velas de los primeros viernes, la Vigilia de la Inmaculada, los rosarios de aurora, el tú a tú o alma alma con compañeros, y de modo muy especial la experiencia de comunión y misión del Musical "Contigo".

Capítulo aparte, y sobresaliente, fue el encuentro con Monseñor Raúl Berzosa, obispo de la diócesis anfitriona, quien nos compartió entrañables vivencias de su vocación sacerdotal, de su hermana Verónica, superiora y fundadora de Iesu Communio, de su misión pastoral, con los sacerdotes, con los fieles, siempre en vanguardia en el mundo de los medios de comunicación y nueva evangelización, muy unido a Cristo y María pero tendiendo puentes con la cultura de nuestro tiempo. Siempre recordaremos su cercanía y su mención en los Oficios de la Catedral.

Otro capítulo especial lo constituyó la solemne vigilia Pascual con las Madres Carmelitas quienes nos obsequiaron con una acogida verdaderamente teresiana, tanto en la liturgia, la Misa Pascual, como con la nutrida mesa, acompañada de cánticos, hasta en quechua, a los que correspondimos de modo espontáneo con las recientes del musical dedicado a las obras de misericordia. Al volver para el Seminario San Cayetano donde estábamos alojados nos encontramos con decenas de jóvenes por las murallas que apuraban su botellón y casi nos desafiaban al vernos entrar en el que consideraban "pío" recinto; armados de valor, los jóvenes proclamaron el gozo de llevar a Cristo Resucitado con fuerza, entusiasmo y cariño hacia ellos; era el abrazo de la fe,  del gozo del Evangelio, del tesoro de una Madre que quiere aumentar la familia con nuevos miembros. A la una y media de la mañana los gritos "¡Por Cristo, por la Virgen, por la Iglesia, más, más y más!" sonaron como trompetas cargadas de esperanza.

Hubo también proyectos, altamente atractivos como los Rumbo (Gales, Perú, África) para el verano del 2018, ya a la vuelta de la esquina. Soñar, sí, pero con los pies en la tierra, como los pastorcitos, en la oración y penitencia del día a día, en el fortalecimiento de cada Hogar, en la guía espiritual, en el apostolado alma a alma, en la invitación para las actividades especialmente el Campamento y convivencias de verano.  

Agradezco al Señor por esta gran oportunidad, por ser testigo de que los jóvenes de hoy, tan inquietos, tan ruidosos, tan dinámicos, son tan ellos mismos, tan protagonistas, con sus limitaciones pero con llenos de ideales. ¡Santa María, cuídalos, fortalécelos, multiplícalos!

0 comentarios:

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal