domingo, 30 de septiembre de 2012

“Hacia una visión renovada de la Sexualidad” en la Universidad San Pablo de Arequipa

"Hacia una visión renovada de la Sexualidad"

Este 28 y 29 de Septiembre se ha llevado a cabo el IV Congreso Internacional de Familia denominada "Hacia una Visión Renovada de la Sexualidad" impulsado por el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica de San Pablo, siendo el objetivo analizar, reflexionar y profundizar sobre la importancia de una correcta vivencia de la sexualidad siendo los ejes medulares la dignidad de la persona y su llamado a realizarse en el amor.

La Directora del Instituto para el Matrimonio y la Familia, Magíster Neldy Mendoza, señaló que el tema de la sexualidad se abordó hace 11 años con mayor fuerza y énfasis en el aspecto educativo, teniendo mayor participación el Ministerio de Educación y Salud, pero si analizamos de qué manera ha impactado la información en los adolescentes, uno se puede percatar que existe una carencia que debe ser reforzada.

El primer espacio donde darse una FORMACIÓN de la sexualidad es en la familia, no en la escuela, pues en estos ambientes y otras instancias solo brindan INFORMACIÓN y los padres de familia deben asumir su rol protagónico y no delegar su responsabilidad, dejando de lado los tabúes.

No tenemos que dar una instrucción, ni menos información técnica, al contrario los progenitores deben expresarse sobre la sexualidad como fuente de expresión del valor humano y fuente de vida; cuando se da este referente a nuestros hijos desde pequeños, estamos dando los cimientos para que cuando sean jóvenes tomen decisiones libres y responsables.

¿Cuándo comenzar a hablar de sexualidad con los hijos? Un primer momento es hablar del amor, los niños tienen que saber que el amor se da en un contexto especial, mostrar la belleza de la sexualidad, porque en estos años solo se difunde como un aspecto de placer y bienestar. Los padres de familia somos educadores de la sexualidad quienes se basan en las siguientes expresiones a lo largo vida: La sexualidad nos identifica como varón y mujer, permite relacionarnos, permite la capacidad de manifestar el valor humano e incluye la procreación.

Mendoza de Chávez, precisa que el 22.5% población peruana es adolescente y el 38% está por debajo de los 15 años, recibiendo instrucción más no formación.
Lo ideal es que los hijos confíen en los padres y para generar esa confianza, los hijos deben tener un motivo de admiración hacia sus padres que se logra demostrando coherencia y madurez personal, tener comportamiento estable no solo al hablar sino en las actividades cotidianas.

La confianza se pierde porque no se comparten actividades juntos y porque no existe una verdadera comunicación, no basta decirles a nuestros hijos: Ya hiciste la tarea, te bañaste a qué hora vas a estudiar, a ello debemos sumarle; cómo estás, cómo te sientes, en qué te puedo ayudar, preguntas más profundas, solo así el niño compartirá algo que necesita decir y recibir los consejos necesarios para que evalúe la situación. Otro punto para la confianza es saber dar el primer paso, como padres hablar de experiencias personales de lo que sentíamos cuando éramos adolescentes, ello motiva a un diálogo más fluido, teniendo capacidad de escucha.

Acerca de la Identidad Sexual Saludable, la Directora del Instituto para el Matrimonio y la Familia, Magíster Neldy Mendoza, refiere que existen distorsiones y para ello los especialistas analizarán este tema en el evento programado para este fin de semana.

Sobre el planteamiento de una política que promueva la salud  reproductiva, recordó que la Organización Mundial de la Salud-OMS, define a la sexualidad como la integración de elementos somáticos, emocionales e intelectuales del varón y mujer. Partiendo de ello debemos tener como base la Educación de la Afectividad, para la promoción de habilidades sociales y competencias con estilos de vida saludable.

Para que sus dudas sean aclaradas pueden inscribirse y participar de este IV Congreso Internacional de Familia denominada "Hacia una Visión Renovada de la Sexualidad". Dirigirse a Paz Soldán 110-Vallecito o comunicarse a los siguientes números telefónicos: 60 56 11 o 60 56 00 anexo 280.

Leer todo...

DECÁLOGO PARA VIVIR EL AÑO DE LA FE SEGÚN Mons. David Laurin Ricke, USA

WASHINGTON D.C., 28 Sep. 12 / 02:19 am (ACI/EWTN Noticias).- El Presidente de la Comisión para la Evangelización y la Catequesis de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB), Mons. David Laurin Ricken, propuso diez sencillos consejos para vivir el nuevo Año de la Fe, que comenzará a partir del próximo 11 de octubre y estará dedicado a la Nueva Evangelización.

Según las indicaciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y a través del sitio web de la USCCB, Mons. Ricken recordó, que el objetivo de este Año, es reforzar la fe de los católicos y acercar al mundo a la fe mediante el ejemplo.

Para llevar adelante este encargo que el Papa Benedicto XVI encomienda al pueblo de Dios, Mons. Ricken, propone: participar en la Misa, acudir a la confesión, conocer más a los santos, leer la Biblia cada día, conocer los documentos del Concilio Vaticano II, estudiar el catequismo, hacer voluntariado en la parroquia, ayudar a los necesitados, invitar a Misa a los amigos, y encarnar las Bienaventuranzas.

1. Mons. Ricken, Obispo de Green Bay (Wisconsin), recordó que lo primero es participar en la Santa Misa para vivir un encuentro personal con Dios, del modo más inmediato, "Una participación regular en la Misa refuerza la propia fe a través de las Escrituras, el Credo, las oraciones, la música sagrada, y la homilía, recibiendo la Comunión y formando parte de una comunidad de fe", indicó.

2. Lo segundo es confesarse. "Los católicos reciben fuerzas y profundizan su fe celebrando el sacramento de la Penitencia y la Reconciliación", y la Confesión "llama a volver a Dios, a expresar el dolo por las caídas, y a abrir nuestra vidaa la potencia de las gracias sanadora de Dios. Perdona las heridas del pasado y fuerza para el futuro".

3. En tercer lugar, conocer la vida de los santos ayudará a los fieles a tener ejemplos válidos de cómo vivir una vida cristiana, a través de diferentes formas como la docencia, el trabajo misionero, la caridad, o la oración, y tratando de agradecer a Dios en las acciones y decisiones de común de la vida cotidiana.

4. Leer la Biblia a diario sería otro paso, porque ofrece un acceso directo a la Palabra de Dios y narra la salvación de los hombres, "no se puede prescindir de la Biblia para un sano crecimiento durante el Año de la Fe".

5. También es recomendable leer los documentos del Concilio Vaticano II -del que se celebra este año su 50 aniversario-, para llevar adelante su trabajo de renovación en el campo de la celebración de la Misa, del papel de los laicos, del ecumenismo y en el diálogo interreligioso.

6. Otro punto fundamental, es leer el Catecismo de la Iglesia Católica, que desde hace 20 años recoge en un solo volumen los dogmas de fe, de la doctrinamoral, de la oración y de los sacramentos de la Iglesia Católica, y sirve como "un verdadero recurso para crecer en la comprensión de la fe".

7. Participar en la parroquia también puede ayudar a vivir en plenitud el Año de la Fe, porque éste "no puede limitarse al estudio y su reflexión", y para que "los carismas de todos ayuden a construir la comunidad". Según Mons. Ricken, dar acogida, acompañar musicalmente la liturgia, hacer las lecturas, y dar catecismo, son sólo algunos de los papeles en los que ayudar en la vida parroquial.

8. En octavo lugar, recordó que ayudar a los necesitados es algo fundamental, "la Iglesia pide a los católicos hacer donaciones de caridad y socorrer a los más necesitados durante el año de la fe, porque en el pobre, en el marginado, y en el vulnerable, se encuentra Cristo personalmente".

9. El Prelado también animó a invitar a los amigos y conocidos a asistir a Misa, "una invitación personal puede realmente marcar la diferencia para alguno que se haya alejado de la fe o se sienta un extranjero dentro de la Iglesia. Todos conocemos a alguien así, por lo que es hermoso llevarlos e invitarlos amigablemente".

10 Por último, Mons. Ricken animó a encarnar las Bienaventuranzas en la vida diaria, para crecer en la humildad, la paciencia, la justicia, la misericordia, la transparencia y la libertad. "Son precisamente el ejemplo de fe vivida que acerca al Año de la Fe", concluyó.

Leer todo...

Destinos de la Iglesia en América Latina y en el mundo están compenetrados, Guzmán Carriquiry

PIURA, 30 Sep. 12 / 11:30 am (ACI/EWTN Noticias).- El Dr. Guzmán Carriquiry Lecour, Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina, aseguró que "el destino de la catolicidad latinoamericana y el de la mundial están compenetrados".

En su ponencia titulada "Una nueva apuesta por América Latina", realizada ayer en el marco del Congreso Teológico Internacional "Firmes en la Fe, sed fuertes", que tiene lugar en Piura (Perú) del 27 al 30 de setiembre, el laico con el cargo de mayor importancia en el Vaticano, señaló que "en América Latina viven casi la mitad de los católicos de todo el mundo".

"Si les sumamos los migrantes en Estados Unidos, somos más de la mitad. El destino de nuestros pueblos y el de la Nueva Evangelización, están enraizados", indicó.

El Dr. Carriquiry recordó que desde Pablo VI, América Latina es conocida como "continente de la esperanza", una esperanza que no está sustentada ni en "una ideología política ni un movimiento social. Es el amor a Jesucristo el auténtico modelo de la esperanza".

El experto vaticano remarcó que América Latina no es "una suma de pueblos y etnias. Somos un pueblo a la que la misma geografía, la fe cristiana, la lengua y la cultura han unido en el camino de la historia".

Carriquiry indicó que a pesar de que algunos han hablado de América Latina "como una tierra de esperanzas perdidas", ahora se ve frente a grandes oportunidades.

"Estamos viviendo un proceso de crecimiento económico sin igual", destacó.

La autoridad vaticana indicó que actualmente, "en el bicentenario de nuestra independencia estamos en condiciones mucho mejores para reafirmar y estar independencia".

Sin embargo, señaló que esta situación debe servir "para construir verdaderas patrias fraternas y reconciliadas".

"No sirven apologías del neolítico, las meras reservas para indígenas, regreso de brujos y chamanes, el indigenismo anticatólico de ideólogos confusos o deshonestos", dijo.

Lo que debe hacerse, explicó, es hacer de los pobladores indígenas "conciudadanos, protagonistas del siglo XXI, promoviendo su educación y formación".

El Dr. Carriquiry también destacó que en los últimos 40 años se han observado procesos de democratización en América Latina, "que han dejado atrás tiempos de desestabilidades y golpes de estado, prácticas aberrantes de asesinatos políticos, desapariciones y torturas. Se trata de una amenaza que hay que derrotar".

Carriquiry remarcó que "el Estado está al servicio de la persona y la sociedad" y que debe promover leyes dignas y defender el derecho a la vida.

El experto en temas latinoamericanos también se refirió a la esperanza, desde tiempos de los libertadores, de la creación de una patria grande en América Latina, que si bien parecía ser una utopía en aquellos días, se ve cada vez más viable.

Sin embargo, este trabajo para el desarrollo de las naciones latinoamericanas requiere "salir de la apatía, de la indiferencia, del 'sálvese quien pueda, del todo contra todos. No soñemos con recetas de facilonería. Se requiere de sangre, sudor y lágrimas".

También se requiere, indicó Carriquiry, "crecimiento en las personas, familias. Construir vínculos, tejido familiar y social".

"Se necesita también una auténtica revolución educativa", aseguró.
La educación es, de acuerdo a Carriquiry, "la cenicienta en debates de comadres políticas, y sin embargo deberíamos ponerla como primera prioridad".

Carriquiry también apuntó la importancia de defender a la familia, como una comunidad abierta a la vida y a la procreación.

"Atentar contra el matrimonio y la familia es atentar contra el presente y futuro de la nación", subrayó.

La autoridad vaticana lamentó que los medios de comunicación son cada vez más empobrecedores, muchas veces embruteciendo la mentalidad y sembrando sólo brutalidad y violencia.

"Nos toca ahora enfrentar una vida sin sentido", advirtió, y lamentó que "es paradójico que el ultra liberalismo rechazado hoy sea aceptado en el campo de los comportamientos culturales, que quieran ahora convertirse en derechos aunque atenten en contra de las familias y el matrimonio".

El Dr. Guzmán Carriquiry aseguró que para poder cumplir esa tarea, los fieles católicos debemos "ser siempre nuevamente evangelizados, urgidos por comunicar por doquier por gratitud y alegría el don del encuentro con el Señor".

"A los laicos católicos se les pide especialmente que hagan brillar la verdad y el evangelio e Cristo en la vida familiar, en su trabajo, en la vida publica", indicó.

Al concluir su ponencia, entre los aplausos de los 4500 asistentes, el Dr. Carriquiry exclamó "¡Que reine Cristo en América Latina! ¡Que sean de su Santa Madre las naciones! ¡Que nuestros pueblos tengan vida plena en Cristo y vida en abundancia!".
Leer todo...

jueves, 27 de septiembre de 2012

CARTA DESDE LA MISIÓN DE MOYOBAMBA EN PERÚ-SEPTIEMBRE 2012

 

 

De: diego fernández erramusbea [mailto:dromanf26@hotmail.com]
Enviado el: Jueves, 27 de Septiembre de 2012 01:02 p.m.
Asunto: CARTA DESDE LA MISIÓN DE MOYOBAMBA EN PERÚ

 



CARTA DESDE LA MISIÓN DE MOYOBAMBA EN PERÚ. SEPTIEMBRE DEL 2012.

 

        Hola a todos:

 

        En esta fecha en España, estáis comenzando el curso, tanto en los colegios, institutos, universidades, como en las parroquias…, acá ya nos encaminamos a la recta final del curso, pues recordaré que el curso comienza acá en Marzo y termina por Diciembre.

 

        Durante un tiempo he tenido malograda mi lapto, es decir, que mi ordenador portátil estaba estropeado, pero parece que ya va bien, por eso, me he demorado también un poco en escribir.

 

        En este mes empezamos con una festividad de la Virgen muy importante en nuestra Prelatura, la Virgen de la Natividad, de un pueblo que se llama Tabalosos y que es una devoción arraigada por acá, que van gente de distintos pueblos, para ver todos los años a la Virgen el 8 de Septiembre, allí también con un grupo de profesores y de jóvenes me hice presente, la verdad que existe hace ya  varios siglos, y lo que es más importante que en este lugar dónde las sectas proliferan tanto, en este pueblo a penas, haya, una vez más la virgen María es la que frena al Maligno, la Eucaristía fue presidida por Monseñor y a continuación fue la procesión por las calles del pueblo, con la curiosidad de que llegamos a una calle y Monseñor bendijo el asfaltado que recién estaba hecho, y también como llaman acá se hizo un brindis en ese momento, todo muy del Perú, estas curiosidades.

 

        En este mes de Septiembre, si también hay algo que destacar, fue que el pasado 14 de Septiembre festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, fue mi aniversario de ordenación sacerdotal, desde acá también a todos mis compañeros que nos ordenamos ese día felicitarlos y que sigan siempre siendo fiel al Señor en su vida sacerdotal, ya nueve años de sacerdote, que se han pasado volando, pero también pienso que muy bien aprovechados todo para Mayor Gloria de Dios. Este año para celebrarlo me fui a los pueblos más lejanos que tengo, junto con un animador, D. Fermín, un joven que también es animador, Juanito, y el profesor Melanio, nos fuimos cuatro días por los pueblos que están más retirados, para que nos entendamos que desde dónde dejo el coche hasta llegar al pueblo tuvimos que caminar de ocho a nueve horas, y en algún momento bajo la lluvia. Evidentemente a estos pueblos voy dos o tres veces al año, pero ellos a pesas de las pocas visitas que tienen, se mantienen muy fieles y están esperando muy gustosamente la visita del Sacerdote. Visitamos tres pueblos, Flor de Selva, Monterico y la Unión, dónde en todos hicimos sacramentos: Bautismos, Primeras Comuniones, Matrimonios, Unción de Enfermos, y alguna que otra Confirmación. Y sobre todo confesiones, pues como se confiesan cuando voy demoran bastantes, por lo que mis acompañantes, antes están dando alguna charla sobre la confesión, rezan todos el Rosario y también van apuntando las intenciones de los difuntos para la Eucaristía, que podéis haceros una idea de cuantos difuntos, casi igual que la lista de alumnos que puede tener un colegio. Aunque fue dura la caminata en alguna ocasión, disfruté mucho, sobre todo el día de mi aniversario sacerdotal, ya que Dios me concedió el privilegio de celebrarlo con los más alejados de mi parroquia, que menos puedo visitar por la distancia. En el pueblo de la Unión, programó sus fiestas patronales cuando yo los visité, todo un detalle de las autoridades del pueblo.

 

        En otras de mis visitas, estas de un día he ido a otros caseríos, a uno que se llaman Nazaret y San Mateo que también suelo ir una o dos veces al año, y tuvimos sacramentos, estos caseríos son pequeñitos de apenas unas diez familias cada uno, pero que ahí se han instalado y hay que caminar algunas horas para llegar a ellos, y algunas veces te encuentras sorpresas, con algún enfermo que lleva varios meses y le animas a que vaya al médico y se cura, que no tenía casi nada grave, por eso cada vez que salgo, me he convertido un poco en médico también del cuerpo, le estoy quitando el trabajo a mi hermana Merchi que es médico, aparte de ser del alma, llevo algunas pastillas y se las digo como se la tienen que tomar según los síntomas que tenga, ya que por esos caseríos no llega ni el médico y mucho menos tienen medicamentos, la vida de misionero no deja de sorprenderme pues uno tiene que saber de todo y muchas obligadamente por las situaciones que te encuentras, pero siempre confiando en Dios y en su Madre la Virgen Santísima no sabiendo cómo pero se sale airoso de las situaciones más complejas en las que te encuentres, cuando visitas a un anciano, a alguien que lo está pasando mal con algún problema, Dios siempre te pondrá las cosas necesarias a tu alcance para que se las diga o haga.

 

        También acá en Moyobamba hemos celebrado Ntra. Sra. De las Mercedes, pues están las Hermanas Mercedarias de la Caridad, hace ya 51 años, acá en Moyobamba, y he participado en alguna que otra celebración con ellas, sobre todo la buena labor que hacen en esta tierra, pues tienen un Colegio con 1000 alumnos, un internado para chicas de las zonas rurales que tienen 70 chicas, visitan la cárcel…, son almas entregadas a los más necesitados.

 

        Muy unidos a todos en la Oración a los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

 

        José Diego Román Fernández, Sacerdote Diocesano de Sevilla, en la Misión de Moyobamba en Perú.

       

 

 

 

 

Leer todo...

Carmen Rosa Villarán: Universidad e Identidad – Ser o Tener o Parecer. Verdad o Ideologías.

VILLARÁN RODRIGO, Carmen Rosa 

Universidad e Identidad – Ser o Tener o Parecer. Verdad o Ideologías

CAEN (Centro de Altos Estudios Nacionales)-UCSS (Universidad Católica Sedes Sapientiae), Lima, 2012, 404 pp

Caritas in veritate –caridad en la verdad, verdad en el amor- son las palabras que a mi parecer brillan en esta obra académica, universitaria, verdadera, con todo lo selecto de su magisterio, pero escrita con alma, corazón y ¡mucha vida! Y aunque la infancia la viviese entre Miraflores y Chosica, y su juventud bebiese en lo mejor de la cultura universitaria de Europa, su madurez la ha vivido y la vive proyectándose en el Perú, Lima (Facultad de Teología Pontificia y Civil, Instituto Riva Agüero de la PUCP, Universidad Católica Sedes Sapientiae, UNIFE,…) o Apurímac ("mi estímulo más reciente y fuerte para mi labor universitaria comprometida desde los Andes") (p.15).

Su autora desborda a raudales sus razones para "mirar con amor esperanza" la vida universitaria y nos exhorta a convertirnos en "ciudadanos responsables, valientes y comprometidos, con la verdad de la vida y de la persona en sociedad". Siguiendo a Santo Tomás y a sus maestros  -Víctor García Hoz, Viktor Frankl entre otros-, se desmarca totalmente del ideología del tener y apuesta de lleno por "la verdad de ser", como Juan Pablo II, Benedicto XVI.

La obra se articula en dos apartados. El primero se dedica a la Universidad y su necesidad de reencontrarse de acuerdo con su deber de "formación para ser un bien para la sociedad". Contiene tres capítulos: Universidad: identidad y compromisos; la ley natural, ayuda esencial para la educación universitaria; la formación del comportamiento humano, una encrucijada contemporánea: ser, tener o parecer. El segundo viene a ser la respuesta actual a lo que fue y debe ser la universidad; el capítulo cuarto se titula "vinculación y desvinculación con la realidad y la verdad", el quinto "la filosofía cristiana, una respuesta real e integral para la formación universitaria".

La Introducción es como una lección magistral, dentro del mejor sabor escolástico del término, con cinco postulados: La Universidad contemporánea tiene crisis en aportaciones y en soluciones verdaderamente humanistas para la sociedad. La paradoja de querer congeniar con la postmodernidad y olvidarse de "ser" y de la filosofía cristiana. La autenticidad universitaria junto a su compromiso con la verdad. La vida universitaria y su labor como impulsora de desarrollo. El beneficio de las buenas fuentes bibliográficas en la investigación intelectual.

Su larga lista de agradecimientos –"no como un asunto protocolar"- nos pone en la pista de la intención de la autora: darnos todo lo recibido del Creador, Redentor y Vivificador, Dios Trino, su Madre María, la Iglesia, su familia, su universidad, sus amistades, con el "rigor de múltiples fuentes argumentativas y explicativas" al tiempo que "un entusiasmo sincero por los temas y las propuestas" (p.11).

En este Perú que se globaliza y crece a un ritmo vertiginoso, pero que no puede ocultar sus más de 250 conflictos sociales en carne viva. En esta hermosa tierra del sol que multiplica sus turistas y los empresarios, saludamos y agradecemos esta voz serena y cordial, honda y verdadera, que apuesta por la Verdad sin renunciar a la modernidad, que escribe con todo el Amor pero sin dejar por un momento la fuerza de la Razón. 


Leer todo...

LA FIESTA DEL VÍTOR EN MAYORGA POR SANTO TORIBIO

LA FIESTA DEL VÍTOR EN MAYORGA POR SANTO TORIBIO

                        - Todos los 27 de septiembre, miles de antorchas aclaman al santo -

 

Gracias a Lucía Fernández, Jennifer Castellanos, Teresa García de la Viuda –tres mayorganas de pro- vuelvo a asomarme a la fiesta toribiana del vítor. Vean las fotos en http://www.flickr.com/photos/31259832@N04/sets/. La Secretaría General de Turismo otorgó el título de Fiesta de interés Turístico Nacional a la celebración de "El Vítor" el 27 de junio del 2003.  Yo tuve la suerte de participar en 1999. Les ofrezco lo que sé por investigación y mi vivencia

            27 de septiembre. Otra vez, como desde hace siglos, pero con renovada ilusión, el santo brotado de esta tierra, el paisano más universal, el hidalgo castellanoleonés que abrazó todas las razas, santo Toribio Mogrovejo, vuelve a brillar en el firmamento de Mayorga.

            Todo comenzó un 11 de noviembre de 1538, cuando Ana de Robledo, esposa del regidor de la villa, Luis Mogrovejo daba a luz a un bebé al que llamaron Toribio. El niño creció, correteó por estas calles, estudió en los PP. Franciscanos, cometió las travesuras como todos los críos, se empapó de horizonte, de historia y de hogar, y comenzó a caminar. A Valladolid, Salamanca, Coimbra, Compostela...Ya es Licenciado en Derecho. Pronto le nombran inquisidor, en la Granada cautivadora y moruna, donde dará muestras de su proceder justo y solidario...Allá le llegará el nombramiento que cambiará toda su vida. No ha cumplido los 40 años, es laico...y se le confiere nada más y nada menos que el arzobispado de Lima. Le parece demasiado, duda aceptar, pero confiado en Dios, acepta y se embarca en Sevilla. Un emigrante más, un emigrante que no volvió nunca, un emigrante que enterró 25 años de su vida para resucitar una diócesis tan extensa como 15 Españas. Y recorrió todo el territorio, en mula o andando, para comunicarse, para convivir con sus fieles, los indios, los negros, los mestizos, o los criollos, como Rosa de Lima a la que tuvo el honor de confirmar. Nada le detiene, ni el sol ni las lluvias...es una rueda en continuo movimiento como diría de él el virrey Cañete. Convoca sínodos y concilios para hablar con sus obispos y sus curas de lo único que le importaba: el bien de sus hijos, sus derechos, su promoción humana y social, su evangelización integral. No es suyo el tiempo, vive en la eternidad. No tiene dinero quien todo lo da, por eso le llamaron el arzobispo limosnero, hoy le otorgaríamos el Nobel de la Paz por su compromiso solidario, por crear las bases de una nueva sociedad mestiza, con lo mejor de la cultura prehispánica, la renacentista española, la afromaericana, formando algo nuevo y distinto en el crisol del cristianismo...Y un 23 de marzo de 1606, en una choza del pueblo de Saña, emprende el viaje para la eternidad.

            Pasan los años y la Iglesia le proclama santo universal. Si toda la humanidad, especialmente los cristianos, se alegran con esa buena nueva, hay un pueblo que lo manifiesta de miles de maneras. Mayorga se llena de luz, se estremece y canta alborozada...Emplazada en lo alto de la vega del río Cega, destaca como un palmeral de siluetas que corresponden a sus templos, casas señoriales, palomares...La Meóriga romana fue llamada Castrofroilaz durante los siglos X y XI; destruida por Almanzor fue reconstruida y fortificada en el S.XII por el rey Fernando II. A finales del XII toma el nombre actual de Mayorga y a finales de la Edad Media fue dada al Conde de Benavente por el rey Juan II. Su enclave estratégico transforma sus tierras de cultivo en teatro de guerras como recuerdan los restos de sus murallas. Sus muros albergaron una poderosa colonia de judíos y edificios mudéjares. Entre otros edificios religiosos destacan la iglesia del Salvador, santa María de Arbas, santa María del Mercado, santa Maria, el convento de san Pedro Mártir, santa María de la Plaza y la ermita de santo Toribio. Al pasear por sus estrechas calles se admiran las fachadas de ladrillo decoradas con volutas y placas como la Casa del Conde o de los Pimentel. Y como elemento significativo de la arquitectura civil, testigo legendario de la justicia y de las ferias anuales de ganado es el señorial rollo del siglo XVI, junto al que se levanta un moderno monumento a santo Toribio. No hay tiempo para ver los pacíficos palomares o para escuchar nostálgicas habaneras de la que Mayorga hoy es capital... Estallan los cohetes y repican las campanas. El vítor nos reclama.

            La Universidad de Salamanca otorgaba el vítor, el símbolo de vencedor, a sus doctores. El clásico historiador salmantino M. Villar recoge esta popular tradición:

            "No sólo se trazaban los vítores en las paredes de la universidad, sino principalmente en los muros de las casas, colegios o conventos que habitaban los agraciados ya con algún título académico, ya con la propiedad de una cátedra; expresando el vítor el nombre del catedrático, la cátedra obtenida y a veces el año; aún existen muchos vítores, conservándose legibles los letreros de colorado almagre. La palabra vítor, se halla escrita casi siempre en abreviatura, acompañada en muchas ocasiones de una palma y una espada. También se escribían los vítores en tarjetones que los estudiantes paseaban a modo de estandarte, por plazas y calles[1]".

           

            Estas palabras se estampaban también con almagre por las paredes en obsequio a los que salían airosos en tales contiendas, especialmente en las universidades. Aludiendo a esta costumbre, dice el personaje "Tulipán" en el baile de "Las Flores" de Alonso de Olmedo, dirigiéndose a "Clavelina":

- ¡Tú conmigo que pareces

pared de Universidad

A quien vítores de almagre

ensangrentaron la faz!

 

            No sólo se trazaban los vítores en las paredes de las universidades, sino principalmente en las de las casas, colegios o conventos que habitaban los agraciados ya con algún título académico, ya con la propiedad de una cátedra; expresando el vítor el nombre del catedrático, la cátedra obtenida y a veces el año; aún existen muchos vítores, conservándose legibles los letreros de colorado almagre. La palabra vítor, se halla escrita casi siempre en abreviatura, acompañada en muchas ocasiones de una palma y una espada. También se escribían los vítores en tarjetones que los estudiantes paseaban a modo de estandarte, por plazas y calles".

 

            En la Universidad de Valladolid, sin ir más lejos, en el claustro del Palacio de Santa Cruz campean los vítores en honor a todos los doctores "honoris causa" nombrados por la Universidad. Junto al emblema descrito anteriormente figura el año y el nombre del doctor.

            Para festejar la canonización del doctor santo, Salamanca organizó un octavario solemne acompañado de cohetes artificiales en 1727 y hasta dos corridas de toros en la Plaza Mayor.

            Mayorga, cuna de santo Toribio, reclamó para sí alguna reliquia de su cuerpo. El Cabildo Catedralicio de Lima realizó las gestiones y se la envió con gozo. La nueva reliquia consistió en un peroné montado verticalmente dentro de un relicario piramidal de cristal sobre monturas de plata. Sucedió en 1752, 26 años después de su canonización. Tras surcar las aguas del Pacífico y recorrer los 12.500 kms. de distancia, llegaron a la tierra castellanoleonesa un 27 de septiembre a las 11 de la noche. No tenemos pruebas documentales definitivas sobre la primera celebración del vítor. Aunque se da como fecha la de 1752, por la llegada de las reliquias, sin embargo no aparece documentado hasta 1775 en el Libro de cuentas del Archivo Parroquial. En el Libro de Actas de la Congregación folio 49, hay que esperar hasta 21-9-1828 para la que denominan "Función de la Santa Reliquia"(): En 21-9-1728 se hizo la función de la santa reliquia de nuestro santo por esta BC (Beata Congregación) por no haber habido mayordomo dijo la Misa por turno D.Jerónimo Fernández uno de los señores sacerdotes congregantes y predicó Fr. Juan Pérez de Prado, religioso de S. Francisco. y natural de esta villa y por verdad lo firmo como prioste dicho día, mes y año. Alberto Revaque. Es lo que parece recoger el primer Libro de Actas cuando al hablar de la "Función de la Santa Reliquia" el 26 de septiembre de 1852 afirma con rotundidad:

            "La venerable congregación de Santo Toribio Alfonso Mogrovejo natural de esta villa de Mayorga celebró el aniversario de la entrada en la misma de la Santa Reliquia de su glorioso patrono y paisano verificada a mediados del siglo pasado con vísperas, misa solemne, completas y procesión. Dijo la misa D. Santiago Santerbas por el hermano seglar Toribio Casilla, predicó Pr. Jacobo Fonseca, exclaustrado de la orden de san Bernardo y natural de Villacid. Fdo. Santiago Santebajo".

 

            En el Archivo del Ayuntamiento se guardan diversos programas de la fiesta. En el de 1894, el programa se abre el día 26, a las 12 de la mañana con la actuación de la banda municipal dirigida por el profesor D. Valentín Alonso Arias, al elevación de "un magnífico y elegante globo", la distribución de limosnas a los pobres de solemnidad, a los que se darán bonos de pesetas; por la tarde en la "Ermita del Ilustre Mayorgano Santo TA de M unas muy solemnes vísperas con asistencia del Ayuntamiento, Congregación y Comisiones".

 Al día siguiente, 27, se hizo el recorrido de la banda municipal de dulzainas de la villa, con descarga de morteros y voladores, así como repique general de campanas. La función religiosa organizada por la Congregación del Santo, con una misa "a toda orquesta y estando el sermón a cargo de un ilustre orador". Otro globo en la plaza mayor y nuevo recorrido de la banda y dulzainas. Por la noche, a las ocho, tendrá lugar la "Procesión cívica del Vítor" que saldrá de la Ermita de dicho santo y a la que asistirá el Ayuntamiento y Congregación, llevando un individuo de la última el estandarte llamado Vítor, recuerdo del aniversario de la llegada a esta Villa de la reliquia del ilustre Santo Toribio, disparándose durante su recorrido que hará por varias y principales calles de la población, infinidad de voladores, acompañándose de la banda municipal y dulzainas, y alumbrándose con multitud de hachas de viento hasta llegar a la Casa Consistorial, donde hará descanso mientras se haga la ascensión de un grandioso globo iluminado y dure la función de fuegos artificiales a cargo del acreditado pirotécnico de Valderas Don Manuel Rodríguez e hijos con un apretado programa de 35 actos que termina con "grandiosa decoración representando la imagen de Santo Toribio, con inscripción alusiva al acto y terminando con un gigantesco ramillete de numerosos voladores. Un final con iluminación, tronería, balas de color, de tiro, sierpecillas y erupciones volcánicas" concluyendo con una descarga de voladores que cubrirá el espacio con adornos y una fuerte explosión. El Ayuntamiento y Círculo de recreo estarán muy bien iluminados. Terminada la función, la Procesión Cívica se reanudará y recorrerá el resto de la población hasta llegar al punto de salida, donde se disolverá".  De este modo, en cuanto los mayorganos tuvieron conocimiento del suceso, salieron a esperar las reliquias con teas encendidas y en fervorosa procesión las llevaron a la iglesia.

            La tradición no se ha interrumpido y año tras año se saca el vítor, la reliquia y en festiva procesión se pasea por el pueblo, para que lo bendiga de nuevo, para darle la enhorabuena. Todo tiene cierto sabor taurino, le dan la vuelta al ruedo, a hombros y por la puerta grande como solo se merecen los santos.

            La víspera de la fiesta, el 26, tal como rezan las Ordenanzas Municipales, la Congregación representado por sus mayordomos, cada uno con su insignia va a casa del señor Ángel, custodio del vítor, desde donde sale el vítores acompañado de las insignias, las autoridades civiles y religiosas y la banda de música. En la iglesia, cada cual se coloca en su sitio habitual y comienzan las vísperas a las 10,30 de la noche. En la plaza Mayor tiene lugar la quema del cubo. En el cubo va el eje de un carro de dos ruedas de madera, conmemorándose las ciencias estudiadas por el Santo: Gramática, Filosofía, Geometría, Astronomía, Cosmografía y Teología y Jurisprudencia.

            Comienzan los actos con la Misa mayor, a las 12 del mediodía, en la ermita. Rebosante a más no poder, apretados para tributar el homenaje a su santo. A continuación, los congregantes de Santo Toribio -fundados en 1733-, personalidades ilustres, mayorganos visitantes se dirigen al Ayuntamiento, que tradicionalmente - por su voto de la villa de atender a todos los menesteres de la fiesta- invita a todos a celebrar la fiesta con un fraternal aperitivo.

            A las cinco de la tarde sale la procesión por todo el pueblo. Las calles de la villa sienten de nuevo el paso benéfico de la imagen del mayorgano más ilustre. Quizá no marchan tan bien formados como antaño, pero el santo da cohesión y unidad a todos, pequeños y grandes, los de dentro y los de fuera, rompiendo todas las fronteras. La comitiva se dirige hasta la Iglesia de las Dominicas, convento seis veces centenario donde vivió María Coco - hermana del santo - y donde se canta un himno propio por parte de las Religiosas Dominicas y el habitual por todo el pueblo. En la actualidad y, desde la Navidad de 1994, dos dominicas del Convento de Santa Rosa de Lima, sor Celeste Chaves y sor Raquel Zurita, han reforzado con savia nueva este acrisolado monasterio.

 

            En el Libro de Actas de la Congregación se da cumplida información del día de la celebración (oscila entre el 21 y 30 de septiembre hasta que el 10 de septiembre de 1900 se acuerda su celebración fija el 27 de septiembre. Los datos aportados se refieren al nombre del predicador en la misa solemne, la institución responsable de la organización -siempre la Congregación excepto en 1845 que paga también el Ayuntamiento, si hay o no fuegos artificiales y corridas de toros o novillos.

            Todos los vecinos, amigos y curiosos marchan a cenar y se preparan para la fiesta del vítor. La vestimenta se compone de la ropa más "vieja" y desusada, o un mono, acompañada del sombrero con el ala más abierta y guantes. Hay que prevenirse bien para evitar las previsibles manchas al caer la pez prendida. La muchedumbre que participa en la procesión se concentra en la explanada de la ermita.        

             A las 10.30, los cohetes disparados al aire y el repique alborozado de las campanas dan la salida a la "maravillosa y grandiosa procesión cívica del Vítor que con su optimismo y originalidad recorre el tradicional itinerario del pueblo" -como reza el programa de las fiestas. Hasta Portugal se ha viajado para conseguir los pellejos que una comisión formada al efecto va distribuyendo a todos -unos mil- los que se quieren "quemar". El Vítor, estandarte o enseña en forma de cruz, fielmente custodiado por la familia de Ángel García Fierro, que va pasando religiosamente esta celosa responsabilidad, es portado por un congregante. 

            Las antorchas actuales están formadas por enormes varales o pértigas de los que penden los viejos pellejos usados como recipientes de vino, a los que se unta de brea, mezcla de sebo y aceite de pescado. Curiosamente a los mayorganos les cuesta cada vez más encontrar talleres que realicen estas piezas. Actualmente traen pieles de cabrito de Covarrubias, en Burgos. Con mucho mimo las llenan de pez, las sacan aire y secan, las meten siete días en vino y las vuelven a secar, para tener a punto los pellejos el día de la procesión. Encendidos dan luz, color y calor a la escena dotándola de mágicas imágenes en el dilatado cielo castellanoleonés. Envueltos en este alucinante espectáculo de fuego se marcha en alegre conversación al tiempo que se derriten los pellejos; hay que tener mucho cuidado para no embadurnarse con semejante material que pringa toda la acera.

            Los niños van en primera fila y luego el resto, al final el vítor escoltado por las insignias.  Todo se permite en esta carrera, bailes, cánticos, vivas atronadores, trajes ridículos, luminarias con pellejos empegados en elevadísimos varales, contorsiones mímicas que arrancan la risa al pecho más serio; confusión y laberinto por todos los lados, pero en la mayor concordia, sin insultos ni atentados de ningún género no teniendo más fin que honrar al Santo de cada uno, el santo de todos...

            La medida del amor es amar sin medida y el cariño por el santo cada uno lo manifiesta como mejor sabe, de mil y una maneras... El pasacalles monótono y divertido a base de canciones castellanas, murgas y habaneras, tiene cuerda para cinco largas horas de devota jarana. Les pongo una muestra: "Con usted me tengo que ir, a las orillas del mar/ porque soy marinerito/ de las orillas del mar. Que no te peines/ para los toreros / que va a los toros/ con sal y salero.

Los toreros en Mayorga/ cuando salen a la plaza/ llevan zapatitos bajos/ con las hebillas de plata/ deténte toro que soy torero.

             Al llegar a la Plaza Mayor, la procesión-manifestación se detiene frente al balcón del Ayuntamiento. En ese momento los cohetes comienzan a tronar al unísono con los fuegos artificiales convirtiendo la noche en un espectáculo excepcional. Periodistas y fotógrafos se dan cita puntual junto a los hijos de sangre y los adoptivos de Mayorga. Desde Barcelona, Madrid, se trasladan para vivir el Vítor. Se charla, se canta, se baila, se bebe, se aplaude, pero todo en una sana algarabía y sin notas discordantes. Es verdaderamente un milagro el que no haya ningún accidente, quemadura, peleas, teniendo como se tienen todos los ingredientes para montar la de San Quintín, fuego, varales, vino...Disfraces, canciones, bailes, todo se presta a la unidad en torno al Santo...

            Por fin, en el centro de la plaza, justamente en el lado opuesto del busto del santo que preside el jardín, en medio de fuegos y ambiente multicolor, se desenrollan las figuras de santo Toribio y de Santa Rosa, que es iluminada con gran esplendor; en ese momento caen todos rendidos y postrados de rodillas ante el santo al que dedican su himno y al que impetran gracias para el nuevo curso. Una vez terminados los fuegos, baja el Ayuntamiento para seguir su recorrido, siguiendo la misma marcha. Éste es uno de los momentos culminantes del recorrido como me contaba una joven universitaria que ha participado durante 5 años seguidos y el sufrimiento que le causó el llegar tarde en una ocasión.

            Se vuelve a salir de la plaza por las calles principales del pueblo. Sigue el bullicio, griterío, ruido de las bombas, músicas, dulzainas que en conjunto forman un verdadero campo de confusiones indefinidas... se enfila la última calle para desembocar en la ermita. Se apagan las corambres y se pasa a templo como si de un torrente se tratase, todos en tromba y... los ángeles vuelven a hacer otro milagro evitando lógicos accidentes. Es el momento de la Salve que entonan fervorosamente un buen grupo y que otros corean como pueden. El broche de oro lo pone el himno que cantan con la garganta y el corazón. Todos se unen como una sola voz en torno al mayorgano más ilustre y al que nuevamente han honrado por todo lo alto y se prometen volverlo a hacer por todos los años que "el Señor nos dé vida". Así lo recoge una mayorgana actual Ángela Polo: "cuando son las cuatro y media o cinco de la madrugada el Vítor llega a la puerta de la iglesia, la gente apaga los pellejos encendidos y todos esperan poder entrar al interior de la ermita para rendirle a su Santo el último homenaje del año. Una vez en el interior, todo se ha vuelto silencio, la música ya no toca, es el momento de entonar con fe la Salve a la Santísima Virgen y el himno a Santo Toribio con gran entusiasmo y darle vivas"

            En el cielo de Mayorga, las estrellas parecen cobrar nueva luz. En el silencio de la noche, confundidas con las notas nostálgicas de la charanga o los murmullos de anónimas voces, la memoria de una estrella con nombre propio, que de nuevo ha vuelto a brillar con luz popular: Santo Toribio.



    [1] M. Villar y Macías Historia de Salamanca. Salamanca, 1905. III, p.59.

Leer todo...

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Dr. Guzmán Carriquiry: “Los laicos somos protagonistas de la Nueva Evangelización”

Dr. Guzmán Carriquiry: "Los laicos somos protagonistas de la Nueva Evangelización" PDF Imprimir E-mail

El Doctor Guzmán Carriquiry, Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina, dirigió la conferencia magistral "El papel de los laicos en la Nueva Evangelización", animando a todos los fieles a comprometerse con la llamada universal a la santidad.

El Cardenal Juan Luis Cipriani dio la bienvenida y agradeció la presencia del Dr. Carriquiry. También animó a los fieles a ser coherentes en su papel de laicos en la Iglesia Católica.

"Con mucho gozo y esperanza contemplo el auditorio lleno de gente, porque todos respondemos a esa voz inscrita en nuestros corazones que nos invita a seguir a Cristo junto a su madre la Virgen Santísima. Son tiempos de esperanza y de fe para gente valiente y generosa. Es la hora de la conversión al amor de Jesús, a la práctica de los sacramentos y a la oración. Que los bautizados, desde sus mil ocupaciones, iluminen el mundo de hoy", señaló.

El rol del los laicos

El Dr. Carriquiry animó a los fieles a ser testimonio de santidad y coherencia cristiana.

"Los laicos somos protagonistas de la Nueva Evangelización, tenemos ese llamado universal a la santidad por el bautismo. Solo los santos son los más auténticos renovadores y evangelizadores de la Iglesia. Reflorezcan ahora en Lima y en todo el Perú nuevos testimonios de santidad y así serán protagonistas de la Nueva Evangelización", refirió.

En otro momento, la autoridad vaticana exhortó a los numerosos asistentes que colmaron el auditorio del colegio San Agustín a promover testimonios de santidad en cinco ámbitos fundamentales: la familia, el trabajo, la política, la educación y la cultura.

"Todos nosotros debemos llevar la presencia de la Iglesia en la vida matrimonial, en el ejercicio profesional, en las fabricas, las oficinas, los campos de la vida política y social, compartiendo nuestra fe", mencionó.

"Tenemos que demostrar hoy que el cristianismo es la propuesta humana más plena. Necesitamos laicos comprometidos que sean capaces de evangelizar el mundo del trabajo, la economía y la política. Coherentes con la fe, que tengan capacidad de juicio cultural, de competencia profesional y pasión de servicio al prójimo", prosiguió.

Para cumplir este rol, sugirió seguir las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia, sobre todo en la defensa de la dignidad de la persona, la subsidiariedad y la solidaridad.

También reconoció la urgencia de que todos los laicos defiendan la vida desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural. "Hay principios no negociables, como la custodia y la defensa de la vida como don, desde la concepción, hasta la muerte natural; y ciertamente la protección de la verdad, la belleza y el bien del matrimonio y la familia. Los católicos debemos ser protagonistas de las grandes tareas para custodiar y defender la vida", refirió

Ataques a la Iglesia

El Dr. Carriquiry también advirtió a los fieles que en los tiempos actuales hay agendas mundiales que intentan relativizar la vida humana.

"Hay poderes trasnacionales con sus comparsas locales que consideran la tradición católica de nuestro pueblo como una anomalía a la que es necesaria manipular y desvirtuar. Mayor amenaza aún es la construcción de una cultura dominante, global, relativista y hedonista que induce estilos de vida y comportamientos cada vez más distantes, respecto a la tradición católica", señaló.

La educación católica

En otro momento reconoció la importancia de fundar centros de educación católica a todo nivel.

"Me parece absolutamente capital la educación de los jóvenes por parte de las familias cristianas. También hay que invertir en colegios y escuelas que sean realmente católicas. Y ojalá tuvieran (en Lima y el Perú) universidades que fueran realmente pontificias y católicas", refirió la distinguida autoridad de la Santa Sede, ante los aplausos de adhesión de los más de mil fieles que colmaron el auditorio.

"Los jóvenes (en la sociedad actual) muchas veces se nos aparecen como huérfanos: sin padres, ni maestros verdaderos. Ya pasó la época de las ideologías y utopías. En los tiempos actuales la juventud corre el riego de ser seducida y asimilada por las luces de la sociedad del consumo y del espectáculo", advirtió.

Finalmente, animó a los fieles a vivir la catolicidad con la fidelidad, totalidad y radicalidad que ello implica.

"Ser católico hoy día es ir contracorriente, es ser signo de contradicción, pero a la vez de sorprendente novedad. Por eso hay que anunciar sin inhibiciones ni cobardías la Buena Nueva de Cristo. Debemos adherirnos a todos los contenidos de la doctrina cristiana, sintetizados de modo admirable en el Catecismo de la Iglesia Católica".

Como se recuerda, el Dr. Carriquiry es de nacionalidad uruguaya y lleva 40 años colaborando con los tres últimos pontífices en la Santa Sede. De este modo ha participado en las Conferencias del Episcopado Latinoamericano en Puebla, México (1979); Santo Domingo, República Dominicana (1992); y Aparecida, Brasil (2007) y es autor de numerosas publicaciones sobre asuntos relacionados con el laicado y la evangelización de la cultura, particularmente en América Latina.

La conferencia se llevó a cabo en el auditorio del colegio San Agustín, el martes 25 de setiembre.

---

Leer todo...

BEATO LUIS TEZZA

P. LUIS TEZZA

 

En Lima vivió más de 20 años prodigando su caridad exquisita por doquier hasta que el Señor le llevó consigo en 1923. Acá se inició el proceso de canonización y aquí –la mañana del 5 de enero de 1994- se dio el milagro que le ha llevado a la gloria de Bernini. Justo enfrente de la Clínica que lleva su nombre y en la persona del albañil Domingo Nieves quien se salvó milagrosamente de perecer entre escombros, cuando laborando en un foso de cinco metros donde se iban a colocar las vigas se le cayeron encima cinco toneladas de piedras; los 4 albañiles y el ingeniero Pastor Chang escucharon su grito: "¡Dios mío, padre Luis Tezza, sálvame!".

Juan Pablo II compendió su vida como "ejemplo fúlgido de una existencia entregada totalmente al ejercicio de la caridad y de la misericordia para con cuantos sufren en el cuerpo y en el alma. Para ellos fundó el instituto de las Hijas de San Camilo, a las cuales enseñó a poner en práctica una confianza absoluta en el Señor: "¡La voluntad de Dios! Ésta es mi única guía –exclamaba-, el único objetivo de mis anhelos, al que quiero sacrificar todos". En este abandono confiado a la voluntad de Dios, tuvo como modelo a la Virgen María, amada con ternura y contemplada particularmente en el momento del fiat y en la presencia silenciosa al pie de la cruz".

 

El ejemplo de su padre médico

 Nació el 1 de noviembre de 1841, en la ciudad de Conegliano Véneto (Treviso), que en esa época formaba parte del imperio austrohúngaro. Su padre Augusto era médico y ejercía la profesión en el hospital veneciano de los Santos Juan y Pablo. Su madre, Caterina Nedwiedt, paduana por nacimiento, se destacaba por su profunda religiosidad. Un año y medio después, el padre gana la plaza médica de Dolo (Venecia), y se traslada allí con la familia. Bastaron 6 años de sacrificado ejercicio médico para ganarse la estima y el cariño de la gente; así lo revelaron cuando falleció el 11 de enero de 1850, con 36 años de edad, y con su niño de apenas 8 años. Caterina, viuda, no se arredra ante esta desgarradora realidad, dedicándose por completo a la educación del hijo, configurándose en ambos un ideal común: consagrarse a Dios por completo. En Padua Luis entra en contacto con los religiosos camilos, capellanes en el hospicio de la ciudad, y aleccionado con el ejemplo visto en su padre de dedicación a los enfermos, decide hacerse religioso camilo en el noviciado de  Santa María del Paradiso un 29 de octubre de 1856. Dos días más tarde, después de haberse despojado de todas sus cosas, regalándolas a los pobres y a los institutos, Caterina entra en el monasterio de la Visitación de Padua para hacerse monja. Tras dos años de noviciado, el 8 de diciembre de 1858, hace su profesión religiosa con el firme propósito de "hacerse santo". En el año siguiente, su madre pronuncia la profesión monástica en presencia del hijo que, jubilosamente, se une a esta donación. El 21 de mayo de 1864, con tan sólo 23 años, es ordenado sacerdote y el 23 de mayo siguiente, en el monasterio de la Visitación de Padua celebra la santa misa y con sus propias manos da la comunión a su madre, quien fallece el 28 de agosto de 1880, a los 65 años de edad.

 

Un misionero no realizado y obediente

Por amor de la obediencia, padre Tezza es un "misionero no realizado". En la situación precaria creada por la supresión de los institutos religiosos, se le presenta la oportunidad de unirse al proyecto de una misión en África, del beato P. Daniel Comboni, y del Obispo de Verona, Mons. Canossa. Sin embargo, a la hora de emprender el viaje, se le presenta un caso de conciencia: la alternativa es obedecer al Obispo que ordena partir para obedecer al Rescrito pontificio u obedecer a los superiores que sostienen la nulidad del Rescrito a causa de ambigüedades, inexactitudes e ingerencias ilícitas. Para él es más importante el voto de obediencia profesado en la Orden y decide que no partirá sin la aprobación y la bendición de sus superiores. Sacrifica sus grandes esperanzas de la misión, tras ocho años de espera. En 1869 la obediencia lo llama a Roma como vice-maestro de novicios. En esta ciudad, en 1870, presencia la toma de Porta Pía y asiste a los heridos en la sección de San Giovanni. Dos años más tarde, la obediencia lo manda a la nueva fundación en Francia, como maestro de novicios en Cuisery: Tiene 30 años y en los 20 que permanecerá en Francia pondrá en evidencia su rica potencialidad de espíritu y de dotes; se hace "francés de corazón", promueve iniciativas y obras de grandes alcances. Cumple tan capazmente con las tareas de formador, superior, fundador de casas, que en pocos años constituye una provincia religiosa de la cual es responsable. Con inteligencia y sensibilidad abraza el campo socio-sanitario. Realizando grandes sacrificios y confiando en la Providencia Divina, abre cuatro centros de convalecencia para la asistencia directa de enfermos y ancianos. Es un verdadero precursor de las obras de asistencia sanitaria propias de la Orden.

En 1880 también a Francia llega la supresión de las órdenes religiosas y la expulsión de los religiosos extranjeros. Muy a pesar suyo, padre Tezza debe abandonar el terreno pero tres meses después retorna, como clandestino. Lo denuncian varias veces, pero siempre logra evitar el arresto, y conservar las casas religiosas, reconstruyendo en poco tiempo la Provincia. Con su ejemplo luminoso y sus inteligentes directrices, la enraíza fuertemente en la fidelidad a la vida común perfecta y en el ministerio de asistencia corporal y espiritual a los enfermos.

 

Fundador de las Hijas de San Camilo

En el Capítulo General de 1889, a pesar de mostrarse reacio a aceptar el cargo, es elegido Vicario y Apoderado General de la Orden, por lo que debe dejar Francia y establecerse en la comunidad del hospital de San Juan en Letrán, de Roma, para servir a los enfermos. En 1891, la providencia hace que encuentre en el confesionario a la joven Giuditta Vannini de Roma, que está en la búsqueda espiritual de su proyecto de vida. El P. Tezza le expone su idea y la encuentra dispuesta a colaborar humilde y generosamente. Con ella, el 2 de febrero de 1892, da vida a la Congregación de las Hijas de San Camilo. Giuditta Vannini, que toma el nombre de Madre Giuseppina Vannini, fue beatificada el 16 de octubre de 1994 por el Papa Juan Pablo II. El P. Tezza redacta la regla y las constituciones de esta nueva Orden femenina. Con ellas y a través de conversaciones cotidianas, transmite a las jóvenes el espíritu de servicio de San Camilo hacia los enfermos, que va enriquecido por las actitudes de sensibilidad, ternura y disponibilidad típicos del corazón femenino. A fines de 1895, debe enfrentar uno de los momentos más dolorosos de su vida; por habladurías y chismes provocados por su excesiva amabilidad y a las que la Beata Vannini llama meras calumnias, se lo suspende de su función de director y confesor, y se le prohíbe que se vea con las religiosas. Invitado a defenderse, no acepta: opta por el silencio absoluto y la obediencia ciega. Debe así volver a Francia en 1898 por dos años. En 1900, la obediencia lo lleva a Perú, como visitador de la casa de Lima. A pesar del sacrificio de su alejamiento y separación, el Instituto de las Hijas de San Camilo prosperó maravillosamente.

 

El "Apóstol de Lima"

El Capítulo General envía como visitadores a los padres Angelo Ferroni y Luigi Tezza. Llegan a Lima el 19 de junio, después de un viaje largo y fatigoso. Mediante disposiciones y decretos restablecen la vida común perfecta y dan solución a la grave situación financiera. Pasados meses, los visitadores consideran que su función está terminada y se preparan para regresar a Europa. Sin embargo, el Arzobispo de Lima y el Delegado Apostólico Mons. Pietro Gasparri (que luego será cardenal), están convencidos de que la misión todavía no se ha concluido. Por ello, el Arzobispo, con el poder que le concede el Papa, ordena a Padre Tezza que permanezca en la ciudad hasta la llegada de algún otro religioso de la Orden que pueda reemplazarlo.

 

Nuevamente la obediencia requiere de padre Tezza un gran sacrificio y, considerándose un comodín, siempre obediente, se queda allí, con un gran sacrificio. Y se queda por 23 años, hasta la muerte, contento porque se siente cumpliendo la santa voluntad de Dios. El Padre Tezza, considerado el hombre inspirado por Dios y providencial para Lima (palabras de Mons. Gasparri), visitador y superior, tiene éxito positivo en la reforma de la comunidad, y se gana la admiración unánime ya que a fuerza de paciencia y de dulzura ha obtenido la observancia normal, la unión y la paz. En el ambiente religioso y social de Lima, que el Padre halla muy propicio para hacer el bien a quien sufre, da libre deshago a su celo apostólico camiliano, especialmente después de 1910, cuando queda sin responsabilidades de gobierno.

Trabaja intensamente: por lo menos 10 veces más de lo que trabajaba en Europa. Con ardor de caridad hacia los enfermos realiza un proyecto hospitales, que en pocos años toma el servicio religioso de cinco instituciones (hospitales y hospicios) limeñas. No escatima sus esfuerzos. A las 5 de la mañana ya se encuentra visitando a algún moribundo de la ciudad; de allí va a confesar a un colegio, a un hospital o a las cárceles, más tarde a un monasterio del que es director espiritual, y por último a la Delegación Apostólica donde a menudo lo esperan.

El Arzobispo, los nuncios apostólicos, sacerdotes, seminaristas, monjes e infinidad de personas, lo buscan porque es un confesor y director espiritual inteligente. Permanece en actividad todavía a los 70 años. Y ¿"sus Hijas de San Camilo"? Les escribe cada vez menos y con dificultad. Lleva a cabo plenamente el sacrificio de la separación absoluta. En 1912 - diez años antes de morir - dice en su última carta: "por los logros de vuestra obra y por vuestro bien hice el sacrificio más costoso para mi corazón... separarme completamente de vosotras, alejamiento ofrecido a Dios para que el Instituto prosperara. Parecería que Dios hubiera aceptado mi sacrificio y quisiera que permaneciese en América para siempre... Sin embargo, las recuerdo en todo momento a todas y a cada una de vosotras y hablo con el Señor, que todo lo sabe - de vosotras y por vosotras".

Tiene 75 años y empieza a perder fuerzas así que debe limitar el ejercicio de su apostolado. Los tres últimos años de su vida los transcurre en la casa. Se muestra sereno, siempre sonriente y con el rosario en la mano.  Recibe los santos sacramentos con gran fe y con la mente lúcida. El 26 de septiembre de 1923, tiene 82 años de edad, se adormece serenamente en la paz del Señor.

En 1948 trasladan sus restos a Buenos Aires y los deponen en la capilla de la Casa Provincial de las Hijas de San Camilo. En 1999, acercándose el centenario de su llegada a Perú, sus restos vuelven a Italia y ahora descansan definitivamente en la Capilla de la Casa Generalicia de las "Hijas de San Camilo", en Grottaferrata (Roma), junto a la sepultura de la Beata Giuseppina Vannini.


 

Oración:

 

 

Señor mío, Jesucristo, que haciéndote hombre

 

quisiste compartir nuestros sufrimientos, te

 

suplicamos por la intercesión del Beato Luis Tezza,

 

que nos ayudes a superar los momentos difíciles de la vida.

 

Así como un día mostraste tu predilección por los enfermos,

 

del mismo modo ahora muéstranos tu bondad.

 

Da nueva energía a nuestra fe en

 

tu presencia y concédenos las gracias que te pedimos. Amén.

 

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal