domingo, 29 de marzo de 2009

DIEGO CISNEROS, EL MONJE JERÓNIMO TRABAJANDO EN LIMA

Fue un monje jerónimo que vivió en Lima (1772-1812) administrando la venta de los libros litúrgicos y las rentas que el Monasterio del Escorial tenía en Perú por concesión de Felipe II y Felipe IV. Desempeñó cargos destacados en el ambiente cultural de Lima, como bibliotecario de la Universidad Mayor de San Marcos y redactor y editor del “Mercurio Peruano” de San Marcos y redactor y editor del “Mercurio Peruano”, siendo amigo de un grupo de ilustrados, lo que le hizo enfrentarse a la Inquisición, a través del Inquisidor General, el obispo de Jaén; se publicó en un periódico de Cádiz, y de ahí se tomó para publicarla en otro de Lima, en 1813. Un buen artículo es el publicado por F. Javier Campos y Fernández de Sevilla y que se titula “El monje jerónimo español fray Diego Cisneros, el Santo Oficio de Lima y el Inquisidor General” en el Anuario Jurídico y Económico Escurialense, XLII (2009) 511-530 y que el autor ha tenido la gentileza de enviarme. Está distribuido en 5 apartados: introducción, representante del Escorial en Lima, problemas con la Inquisición, carta póstuma al Inquisidor General (1813)

Como el propio autor me señala, está empeñado en la figura completa del Padre Jerónimo, con documentación desconocida e inédita que manejo, más las referencias archivísticas en una selecta bibliografía, tanto de Lima como de España: Bibliotecas Nacionales de Lima y Madrid, Archivo del Arzobispado y el General de la Nación de Lima, el de Indias y el de Palacio Real de Madrid, además de la Biblioteca Real de Escorial. El P. Javier Campos ha localizado su partida de bautismo y su licencia para pasar a Perú. En el último apartado aparece la carta póstuma del libro de J. Guillermo Leguía: El precursor. Ensayo biográfico de D. Toribio Rodríguez de Mendoza (Librería Francesa Científica y Casa Editorial E. Rosay, Lima, 1922), quien manifiesta gran simpatía por el liberal Padre Cisneros: “Felizmente, cuenta Rodríguez con amigos utilísimos para realizar la campaña cultural en que se halla empeñado. Y como entre aquéllos ninguno ha influido tanto en el Rector como el ´Muy Reverendo Padre Diego Cisneros, ni prestándoles mayor apoyo,...fraile preclaro, obsesionado con el fecundo propósito de la ilustración y del liberalismo” p.26

Gracias a la Biblioteca Virtual CERVANTES se puede disponer de la amplia semblanza en el Diccionario histórico biográfico de Manuel Mendiburu: http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/peru/12472747622376051987435/p0000008.htm

CISNEROS. El padre fray Diego. Monje de la orden de San Gerónimo en el real sitio del Escorial. Ignoramos el lugar de su nacimiento y la fecha de su venida al Perú, dos datos que hemos solicitado sin haber conseguido obtenerlos.

Los Reyes de España, y principalmente Felipe IV, concedieron a dicho monasterio diferentes encomiendas de indios en el Perú. Tenemos noticias de que las poseía en los departamentos del Cuzco, Puno, Lima y Huaylas. Las rentas de sus productos no podían tocarse para ningún objeto aunque fuese piadoso: estaban exceptuadas de todo gravamen y en su remisión a España no pagaban ni el impuesto denominado «avería», ramo destinado a la conservación de la marina. Con este motivo el monasterio tenía en el Virreinato un administrador autorizado para la recaudación y demás funciones necesarias. Cuidaba de pagar al Rey el tributo correspondiente a los indios de esas encomiendas, sobre lo cual hemos visto una provisión en que así lo dispuso en 1675 el Virrey Conde de Castellar.

Por mucho tiempo residió en el Cuzco con aquel encargo fray Manuel de Rojas monje profeso de la citada orden. Sabemos de otros religiosos que desempeñaron la misma comisión en aquella ciudad, como fray Antonio Medel, fray Jacinto de San Andrés, fray Francisco de San Miguel, etc. Algunos documentos que están en el archivo nacional nos han dado a conocer que las rentas del Escorial no estuvieron bien manejadas, fuese por incapacidad e incuria de los administradores o por defraudaciones: pues es constante que existían cuantiosos rezagos por cobrar, como aparece de cierto expediente que hemos registrado importante más de diez y seis mil pesos, y de otro de treinta y seis mil seiscientos que adeudaba sólo el corregimiento de Huaylas. Las cajas reales del Cuzco debían siempre al Escorial considerables cantidades. Hiciéronse donaciones en favor del monasterio, según la costumbre dominante en los pasados tiempos, de aumentar los bienes de las órdenes religiosas: la Condesa de Lemos le cedió una crecida suma que se le debía procedente de las encomiendas de su pertenencia; don Blas de Ayesa Caballero de la orden de Calatrava se le obligó por un capital de 7.467 pesos, etc. Poseía el monasterio una finca en la calle del pozuelo de Santo Domingo en Lima: disfrutaba de un privilegio especial y exclusivo para vender misales, breviarios, -379- libros de devociones, y otros de nuevos rezos, cuya impresión o expendio, se hacía en esta ciudad por las personas encargadas al efecto.

Entremos ahora a recordar particularmente al padre Diego Cisneros, porque su venida y permanencia en Lima marca una época que puede decirse fue abierta y sostenida por él: hablamos de la introducción de trascendentales novedades en la enseñanza científica, que aunque iniciadas en tiempo del virrey don Manuel de Amat, vinieron a tener animación por la influencia del padre Cisneros. Hubo en el Perú hombres de profundo saber y de largos alcances que rodearon a ese Virrey, y que aprovechando de la oportunidad de haberse expulsado a los jesuitas, plantearon las bases de las reformas que pedía la grandiosa difusión de las luces. Pero faltándoles influencia y seguridad, limitaban con cautela sus conatos, arredrados ante el receloso Tribunal de la Inquisición, agitado siempre por los enemigos de las innovaciones que dieran cultivo al entendimiento.

Hay que agradecer a aquel Virrey que, aunque duro y arbitrario, no fue opuesto a la ilustración: no debe olvidarse al general de marina Guirior reconociendo sus buenas intenciones; ni la circunspección del Caballero de Croix, ni la inteligente tolerancia de otro General de Marina, don frey Francisco Gil, protector de las letras y del periodismo. La historia ha de ser justiciera, y al referir las malas obras de los gobernantes que fueron instrumentos del poder absoluto, no debe silenciar lo que con miras equitativas hicieran por el bien general, por lo mismo que su misión era la de luchar contra la libertad.

Mandaba el virrey don Manuel de Guirior, aquel recto funcionario perseguido hasta su muerte por el indiscreto y sombrío visitador Areche, cuando arribó al Perú el padre fray Diego Cisneros que había dejado sus claustros del Escorial impelido por una tormenta que contra él desató el odio envidioso de unos cuantos monjes. Desairáronle en su pretensión de obtener la prelacía de su orden, porque sus luces humillaban a los que nunca pudieran igualársele en el saber, y a los que no sufrían, por soberbia, las distinciones y predilección que le dispensaba la princesa María Luisa (después Reina como esposa de Carlos IV) de la cual Cisneros había sido confesor.

Afectada con el golpe de adversidad sufrido por el religioso a quien protegía, había conseguido se le presentara para un Obispado: mas no llegó a verificarse así por la absoluta negativa del padre Cisneros a admitir aquella elevada dignidad. Y conviniéndole alejarse del monasterio, alcanzó por medio de la misma Princesa se le permitiera residir en América. Tales fueron los antecedentes del nombramiento que se le otorgó de Administrador de las encomiendas y demás intereses de San Lorenzo del Escorial en el Perú, y con más facultades y atribuciones que sus predecesores. Uno de nuestros modernos historiadores refiere que el padre Cisneros había venido a Lima desterrado por celos de Godoy. Apartando lo sarcástico de semejante aserto, debemos tacharlo porque Cisneros llegó a Lima reinando Carlos III y algunos años antes de ser ministro Godoy quien no figuraba en ninguna escala, pues aun su ingreso en el cuerpo de guardias fue el año de 1784.

Cisneros no sólo organizó el negocio mercantil de libros, sino que abrió tienda pública en la calle del Pozuelo, vendiendo en ella otras obras en virtud de permiso que tenía; y por las recomendaciones que le favorecieron, creemos que sus cajones de volúmenes impresos, se librarían del riguroso escrutinio que en la aduana se practicaba. Edificó en la calle del Estanco viejo (conocida hoy por la del «Padre Gerónimo») una casa espaciosa para su habitación y despacho de asuntos.

-380-

Era a la sazón Vicerrector del colegio de San Carlos el presbítero don Toribio Rodríguez de Mendoza natural de Chachapoyas, el mismo que pasó a la tienda del padre Cisneros e hizo apartar de su cuenta diferentes obras para mandar por ellas, y pidió se encargaran otras que no había en aquel depósito. Estando Rodríguez de regreso, llegó al colegio un carruaje en que el padre Cisneros personalmente condujo los libros encargados (por no hallarse de venta) y los obsequió a don Toribio Rodríguez. De esta manera principió la amistad de ambos sacerdotes que cada día se fue estrechando más. Es de suponer que los dichos libros serían prohibidos, desde que no se vendían públicamente, con lo que se prueba lo que antes hemos dicho sobre el pase de ellos por la aduana sin reconocimiento ni examen, tal vez en el concepto de que fuesen misales y breviarios.

Rodríguez de Mendoza dejó el colegio y volvió a Trujillo donde obtuvo el curato de Marcabal. Siguieron cultivándose a pesar de la distancia sus relaciones con el monje de San Gerónimo, quien maduraba su proyecto de operar un cambio en la instrucción por medio del entendido y diestro colaborador que había encontrado en el irreemplazable doctor Rodríguez. Cisneros, respetado de todos por el favor que tenía en la Corte, no fue menos considerado por el Virrey Caballero de Croix, natural de Flandes, que entró a gobernar en 1784. Amat había desacertado al nombrar por primer Rector del convictorio carolino al canónigo don José Laso que dio testimonios de su falta de idoneidad para tan delicado puesto. Le sucedió otro eclesiástico don José Francisco Arquellada cura de San Marcelo, Consultor de la Inquisición, después dignidad del coro, y cuya incapacidad y atrasadas ideas se pusieron de manifiesto con la decadencia del colegio donde el progreso de las luces era contrariado por invencibles trabas y errores.

El Caballero de Croix escuchaba al padre Gerónimo con mucha benevolencia, y había formado de él un elevado concepto: entendiéronse ambos, y en breve quedaron de acuerdo acerca de la protección que se debía dar a la juventud, facilitándola estudios que guardasen armonía con los adelantos científicos de todas las naciones. El padre Cisneros viendo que era llegado el instante de colocar a don Toribio Rodríguez en el rectorado vacante por la separación de Arquellada, empleó todo su influjo para lograr su deseo, y lo consiguió con doble satisfacción, porque habiendo querido el Virrey nombrar a don Mariano Ribero y Araníbar natural de Arequipa, que también había sido Vicerrector, y era persona de gran merecimiento, éste se excusó, y dijo que el llamado y más digno para servir ese cargo, era el doctor Rodríguez que fue maestro suyo.

Admitió Rodríguez tan importante destino y se posesionó de él después de renunciar el curato en que se hallaba al ser llamado por el Virrey. El padre Diego Cisneros fue el consultor y el confidente a propósito para sostener al que con su estímulo entró al rectorado resuelto a tomar el camino de las reformas, en que era indudable habría de tropezar con no pocos embarazos. Los dos trazaron la línea de conducta que les pareció conveniente, empleando al seguirla el mayor disimulo y la más meditada discreción, a fin de no alarmar con actos de violencia, ni con hacer comparaciones ni demostración alguna que hiriese la susceptibilidad de tercos antagonistas.

Proscribir el escolasticismo, sustituyéndolo con las nuevas doctrinas, era el paso primero y fundamental que había de darse, removiendo las dificultades que lo entorpecieron en la época del virrey Amat. Rodríguez acometió la empresa protegido por Cisneros, cuyo valimiento en la Corte y con el Virrey les fue de mucha utilidad. Sentado aquel principio, el -381- Rector llevó a efecto otras variaciones en el plan de estudios, y con ellas se hizo la enseñanza de las matemáticas puras y aplicadas, de la física de Newton, que había servido Ribero, y del derecho natural y de gentes, adoptando para el estudio de éste y para la lógica y ética, los textos del célebre Heinecio.

Rodríguez había trabajado en unión de Ribero unos «lugares teológicos» tomando por base los canonistas más afamados y la declaración de la iglesia galicana: si no se avanzó más, fue por no perderlo todo, peligro inmediato que a él y a Cisneros los hizo ser muy cautos.

Apenas puede creerse, mas es cierto, que no consiguió el Rector de San Carlos se le autorizara para traer máquinas e instrumentos a fin de formar un gabinete cuyos aparatos sirvieran en la aplicación y práctica de los estudios astronómicos y de las teorías del de mecánica.

En verdad las novedades y cambios hechos en el convictorio no agradaban a muchos, especialmente el estudio del derecho natural y de gentes. El virrey Gil no era hostil a la reforma, y O'Higgins y Avilés que gobernaron en seguida, no se atrevieron, como no se atrevió la Audiencia, a oponerse francamente a pesar de diligentes instigadores. Esta misma abstención o desentendencia en lo público observaron los inquisidores con harta repugnancia; y era porque estaba de por medio el padre Cisneros, punto de apoyo de todo aquel movimiento, y quien daba calor y protección resuelta al doctor Rodríguez ya canónigo lectoral del coro de Lima. A primera vista parece extraño fuese tan eficaz y poderoso el influjo del religioso Gerónimo; pero esta idea se disipa sin más raciocinio que el muy decisivo y concluyente de que ese monje era cada día más beneficiado y protegido de la princesa María Luisa ya Reina de España. Virreyes, oidores, inquisidores, clero y religiones, tenían que contenerse sin que ninguno se resignase a arrostrar el desagrado de la Reina y la consiguiente indignación que de otro modo les hiciera sentir el Primer Ministro y favorito de los Reyes, don Manuel Godoy Príncipe de la Paz.

El temor que anonadaba a esos funcionarios pudo más que las opiniones ultramontanas, y desarmaba el fanático furor con que en otras circunstancias se hubieran de un soplo desbaratado tales reformas que detestaban a pesar de su obligado silencio. En esta vez sus convicciones, verdaderas o no, cayeron a los pies del egoísmo y del espíritu de propia conveniencia y conservación.

Un adversario a quien sobraba la resolución que faltó a los otros, emprendió la lucha contra las reformas y textos del convictorio. Fue el arzobispo don Juan Domingo González de la Reguera cuyo prestigio revelaba las atenciones que merecía en la Corte. Había sido cura de Potosí y Obispo de una Diócesis de tercer orden, la de Santa Cruz de la Sierra: pero poseía riquezas y sobreponiéndolo a dignos prelados de los obispados más importantes de Suramérica, se le elevó en 1781 al Arzobispado de Lima. La Reguera se mostró progresista declarándose por las doctrinas modernas tocantes al beneficio de los metales sobre que hizo escribir en el Mercurio Peruano; pero se hallaba muy distante de favorecer el mejoramiento social poniendo los estudios en relación con el saber y los adelantos de la época. Se propuso combatirlos, y escribió a la Corte ponderando los grandes males que esas innovaciones ocasionarían en las colonias americanas. Nada tenía que recelar desde que le distinguía la misma reina María Luisa, a la cual había hecho valiosos obsequios. Contaba con el mismo Godoy y en 1794 recibió la gran Cruz de la orden de Carlos III no concedida hasta entonces a ningún Virrey ni Prelado de la América Meridional.

-382-

Al rector Rodríguez que vivía temeroso de recibir un pesado golpe de desgracia, lo confortaba y le trasmitía su valor el monje Gerónimo tan entendido como astuto, por el conocimiento que tenía del mando, de los hombres y de la situación y estado de las cosas de España. Pero le alucinó su misma confianza, y aunque defendió las variaciones hechas y puso de por medio los recursos que creyó más positivos y adecuados, de nada le sirvieron y se expidió real orden reservada prohibiendo la enseñanza en San Carlos del derecho natural y de gentes de Heinecio.

No se esperaba golpe tan duro y repentino, y por eso causó honda impresión en el convictorio que tan preparado estaba para sostener diferentes tesis, y en actos universitarios, como el padre Cisneros lo sugirió al doctor Rodríguez, para que siendo públicos, se juzgase por la opinión general el fruto de aquella enseñanza, y los altos fines que estaba llamada a producir. Con esto los que la desacreditaban y combatían por ignorancia o malicia, hubieran quedado vencidos por la imparcial aquiescencia de cuantos comprendiesen las ventajas que se obtendrían en el estudio del derecho civil.

Hombres del temple y recursos de Cisneros y Rodríguez no se rinden al primer revés; y lejos de abatirse, apelaron al arbitrio de que el derecho natural y de gentes que ya no podía cursarse públicamente, continuase estudiándose en secreto. Llevose a efecto una determinación desde luego arriesgada, pero garantida por los alumnos de tan importantes clases, cuya gratitud y amor a las ciencias no se desmintieron con la violación del sigilo de que dependía su aprovechamiento y progresos. Y sin embargo, como era imposible dejase de traspirarse algo que cuando menos infundiera sospechas de lo que pasaba dentro del recinto de una corporación tan numerosa encaminada por muchos maestros, tenemos que confesar que ni el ilustrado arzobispo las Heras, ni la Inquisición, tan gastada y decadente, hostilizaron al convictorio de San Carlos, porque tampoco lo hacía el próvido Abascal, Virrey de extraordinarios alcances en política y tacto gubernativo.

El padre fray Diego Cisneros ocupaba en la buena sociedad de Lima el lugar distinguido que le correspondía por su talento, instrucción, ideas adelantadas e influencia en la Corte. Perteneció como miembro honorario y bajo el nombre de Archidamo a la sociedad de «Amantes del país» de que era protector el virrey Gil, y que publicó desde 1791 el memorable Mercurio Peruano, periódico de ciencias, literatura, historia y estadística, en que salieron a luz algunas interesantes producciones del padre Cisneros, ligado por los atractivos y vínculos de la inteligencia y del saber a Baquíjano, Unanue, Egaña, Calatayud, Arriz, Rodríguez de Mendoza, Morales Duárez, Arrese y tantos otros peruanos que componían aquella asociación bajo el protectorado del general Gil. En el artículo respectivo a este Virrey nos extenderemos lo suficiente al tratar de la sociedad de «Amantes del país» que aplaudió el rey Carlos IV al suscribirse al Mercurio y ordenar al Virrey propusiese a sus colaborares para destinos y recompensas. Cuando llegó para ese periódico la hora del decaimiento, después de haberse publicado once volúmenes de él, a costa de los esfuerzos de dicha reunión de literatos, el padre Cisneros aún hizo los últimos (propios de su tesón), dando a luz a su costa el tomo duodécimo.

Falleció fray Diego Cisneros el año de 1812, cuyo deplorable suceso dio lugar a que el doctor Rodríguez dijese que por momentos esperaba ser destituido del rectorado de San Carlos: pero no lo hizo el virrey Abascal que al concluir su tiempo de mando en 1816, dejó a aquel Canónigo en el mismo cargo de Rector en que lo encontró al empezar su gobierno. Por -383- Setiembre del año de 1813 se imprimió en Lima en varios números de El investigador una larga carta anónima que en 1794 dirigió el padre Cisneros al Inquisidor General, con respecto al índice expurgatorio y prohibición de libros que se expidió el año 1790. El investigador fue uno de los periódicos que salieron a luz favorecidos por la Constitución española de 1812, que autorizó y dio garantías a la libertad de la imprenta. Súpose entonces que fray Diego Cisneros era el autor de la mencionada carta, y que la había dictado al presbítero diputado don Juan José Muñoz más tarde cura de esta catedral y Diputado al Congreso constituyente de 1822. Muñoz que conservaba esos borradores, fue uno de los decididos admiradores de Cisneros que abrazaron muchas de sus doctrinas, buscando las luces para cultivarlas y recibir sus beneficios, y haciendo por destruir las preocupaciones y errores que las interceptaban.

No fue sólo Muñoz quien comprendió y aceptó en aquel tiempo las ideas del padre Cisneros para mejorar los estudios y abrir paso a los adelantos científicos: el presbítero don Felipe Cuéllar cura de Surco, los doctores Mariátegui, Carrión, Rolando, Herrera Oricain y tantos otros, merecen recordarse como los agentes modernos del desarrollo de la instrucción y de la libertad del pensamiento, sin la cual es vedado al hombre investigar las verdades que descubre la inteligencia humana para bien del universo.

Fray Diego Cisneros enriqueció la biblioteca de la Universidad de Lima obsequiándola su valiosa y escogida librería que en 1822 sirvió de base de la nacional que muchas personas notables aumentaron después, desprendiéndose generosamente de un crecido número de obras, a las cuales se agregaron las que tuvieron los conventos supresos. Era el padre Cisneros enemigo implacable del Tribunal de la Inquisición, y decía no haber instrumento más eficaz que él para embrutecer a los pueblos. Opinaba y con vehemencia por la extinción de las órdenes religiosas de ambos sexos, considerándolas muy perjudiciales por razones que aducía y que no tenemos a bien repetir para evitar glosas y calumnias. Últimamente abrigaba el monje del Escorial ideas que trasmitía en su círculo privado contrarias al poder pontificio, que titulaba anticristiano en sus amargas censuras sobre asuntos de la disciplina de la Iglesia Católica. En el artículo Rodríguez de Mendoza, el diputado don Toribio, tratamos de cómo el virrey Pezuela le destituyó del rectorado de San Carlos, con otras particularidades relativas a este colegio.

Leer todo...

MARCHA POR LA VIDA EN LIMA

“Voz de los sin voz”. Éste era el lema de la convocatoria de la presente edición de la Marcha por la Vida, aquí en Lima, el sábado 28 de marzo. Y acudieron, acudimos más de 7.000 personas. Sin que lo diga la TV (salvo Jn 19 y PAX TV) ni la radio (salvo Radio María) ni la prensa (salvo el servicio de Prensa del Arzobispado de Lima: www.arzobispadodelima.org). Pero salimos a la calle en un día caluroso en que como postre lució un sorprendente arco iris, y cantamos y gritamos por la vida, “no nacida y concebida”, proclamando los derechos del no nacido y la alegría de vivir con esperanza y dignidad. Basta ya de bueyes mudos, basta ya de indiferencias, hay que corear con fuerza que “se nota y que se siente que la VIDA está presente” como lo hicieron cientos de embarazadas, conscientes del tesoro que llevan en su santuario materno, como lo hicieron cientos de jóvenes con su creatividad multicolor y sonriente (pancartas, globos, canciones), como lo testimoniaron políticos y adultos comprometidos con el servicio solidario; sin olvidar a varios párrocos y directores de colegios que lideraron la presencia.

El evento se realizó a partir de las 10:00 a.m. desde la Av. Guzmán Carriquiri hasta el parque las Américas en el distrito de San Isidro Fue una contundente respuesta al "número de homicidios de bebes por nacer" que se incrementará "por el apoyo económico que esta por venir para promover mas abortos, a pesar de la gran crisis mundial". En la actualidad se realizan "más de 80 millones de abortos quirúrgicos al año sin contar cifras de países donde últimamente lo han legalizado, sin contar los abortos clandestinos, ni los abortos químicos y mecánicos (anticonceptivos), principalmente hormonales y dispositivos intrauterinos (DIU)".

Para la Sra. Nancy Freundt, coordinadora del Área de Defensa de la Vida del Centro de Promoción de la Familia y Regulación Natural de la Natalidad (CEPROFARENA), “esta marcha es un don de Dios porque han participado personas de diversas edades, estratos socioeconómicos, es decir, una multitud realmente diversa que hace ver que el pueblo peruano si puede unirse en defensa de la vida”. Señaló que hay mucha presión el Perú, y en todo el mundo, promoviendo leyes que legalicen el aborto. “El peruano tiene profundas raíces cristianas, es un pueblo que mayoritariamente rechaza este atentado contra la vida; pero sin embargo, hay grupos pequeños con mucho poder económico detrás que están presionando para conseguir, como en otros países, legalizar este asesinato”. En nuestro país vamos a unirnos y a ser “la voz de los que no tienen voz”, de estos pequeños seres indefensos que son masacrados en números impresionantes todos los días en todo el mundo, pero que no va a suceder en el Perú si nosotros nos unimos, como en esta marcha en defensa de la santidad de la vida”.

Pues sí Gracias, Nancy, gracias CEPROFARENA (Centro de Promoción de la Familia y Regulación Natural de la Natalidad; ver www.travesiaporlavida.blogspot.com) por aglutinar tantos grupos parroquiales, tantos movimientos, colegios, universidades, familias, instituciones que apuestan por la vida. Gracias Señor Cardenal por apoyar y bendecir la convocatoria. Ahora somos más y el próximo año seremos muchos más.

Leer todo...

sábado, 21 de marzo de 2009

NIDOS DE ORACIÓN





Les confieso que me pareció tan ingenuo y sencillo que me sorprendió poderosamente. San Pío de Pietrelcina tuvo este sueño de formar nidos de oración por todo el mundo, como arma espiritual para vencer el mal. Dos, tres niños se reúnen y rezan el rosario como otros pastorcillos de Fátima. Se ofrecen a María como Francisco, Jacinta y Lucía para salvar el mundo. Sí, el mundo se salvará por la oración de los niños. Como dijese el poeta, en este mundo de estiércol brotan flores bellas, Ésta es bellísma. ¡Qué encanto! Tuve la suerte de entrevistar al P. Giovanni Antonuci en PAX TIV el viernes 26 de marzo y me recordó a al P. Kolbe, Francisco de Asís, Teresa de Calcuta... Tan grandes por tan pequeños. Eran las dos de la tarde y debíamos grabar a las 5; él no sabía nada y aceptó y allí que se presentó en el canal con dos jóvenes colaboradores. En el recorrido de casi una hora, hasta el canal me fue contando de su vocación sacerdotal, de su apoyo misionero en Polonia y ahora de su entusiasmo por llevarlo a todo el mundo.


Lwes invito a conectar con ellos en la web: http://www.corazones.org/espiritualidad/movimientos/armada_blanca.htm; http://www.armatabianca.org/esp/nidi/nidi_6_1.php?sottomenu=2&level=1


Leer todo...

lunes, 16 de marzo de 2009

Martín Valverde-Rogelio Cabado con San Pablo

En la pasada Navidad 2008, tuve la suerte de verte en el programa de TV-2 en una simpática entrevista al hilo de tu recital sobre San Pablo. Vi cómo sabes torear las preguntas y las tablas que tienes en el mundo de los medios. Manifestaste tu ingenuidad ante un exigente público en un país laico y laicista como el español, tu propósito de no agredir nunca. Te declaraste hijo de Les Luthiers, Facundo Cabral...Hablaste de la importancia de saber escuchar, atreverse a soñar y que Dios cree ti. Me enteré que tu nombre “Martín” se debía al haber nacido el 3 de noviembre, fiesta de San Martín, y que fuiste hijo de madre soltera. Tu trayectoria es un regalo de Dios para todos, pero especialmente para todos los jóvenes. Me alegré de saber que en tu gira paulina fuiste en compañía de mi gran amigo Rogelio Cabado. Mucho ánimo, quien canta ora dos veces y cristianiza otras dos por lo menos. Nos encontramos en www.trovador.com

 

 

 

Leer todo...

INCA GARCILASO-4. LA VIRGEN MARÍA EN PERÚ

Cap. XXV Un milagro de Nuestra Señora a favor de los cristianos y una batalla singular de los indios p.112

El mes de mayo de 1536, el lnca Manco Cápac se suble­vó con 200.000 indios en Sun­tur Huasi, siendo salvados los españoles por una intervención milagrosa de la Virgen “Y de aquí nació que después de apaciguado aquel levantamiento de los indios los naturales del Cusco y las demás naciones que se hallaron en aquel cerco, viendo que la Virgen María los venció y rindió con su hermosísima vista y con el regalo del rocío que les echaba en los ojos le hayan cobrado tanto amor y afición (demás de enseñárselo la fe católica que después acá han recibido) que no contentos con oír a los sacerdotes los nombres y renombres que a la Virgen la dan en la lengua latina y en la castellana han procurado traducirlos en su lengua general y añadir los que han podido por hablarle y llamarle en la propia y no en la extranjera cuando la adorasen y pidiesen s7us favores y mercedes. De los nombres pondremos algunos para que se vea la traducción y la interpretación de los indios. Dicen  Maman chic que es Señora y Madre Nuestra; Coya, Reina; Ñusta, Princesa de Sangre Real; Zapay, Única; Yurac Amancay, Azucena; Chasca, Lucero del Alba; Cotoccoyllor, Estrella resplandeciente; Huar­capaña. Sin Mancilla; Huc ha­nac, Sin pecado; Mana Chancasca... no tocada; Tazque, Vir­gen Pura; Diospa Maman, Ma­dre de Dios. También dicen Pa­chacamacpa Mamam, que es Madre del Hacedor y sustenta­dora del Universo. Dicen Huac Hucayac que es amadora y bienhechora del pobre, por decir madre de misericordia, abogada nuestra, que no teniendo estos vocablos en su lengua con las significaciones al propio se valen de los asonantes y semejantes. Demás de la afición a la Virgen pasaran con la devoción y amor a la bienaventurada Señora Santa Ana, y la llaman Manmanchicpa Manac, madre de nuestra madre. Coyanchicpa Maman, madre de nuestra reina, y por el semejante los demás nombres  que arriba hemos dicho. Dicen también Diospa Payan, que es abuela de Dios” p.115»

Comentarios reales. 2ª parte. Lib. l. Cap. XXV.

 

Leer todo...

INCA GARCILASO-6. ZANCUDOS Y MOSQUITOS

Tomo III p.73 “que en aquella tierra en los valles muy calientes hay mosquitos diurnos y nocturnos. Los nocturnos son como los de por acá, zancudos, y del mismo talle y color, sino que son muchos mayores. Los españoles por encarecer el mucho y muy bravo picar de estos dicen que pasarán unas botas de cordobán. Dícenlo porque las medias de aguja ni que sean de carisea o de estameña no defienden nada aunque tengan otras de lienzo debajo y son más crueles en unas regiones que en otras. Los mosquitos diurnos son pequeños, ni más ni menos que los que acá se crían en las bodegas de vino, salvo que son amarillos como una guarda, tan golosos de sangre que me han certificado que han visto reventar algunos chupándola que no se contentan con hartarse. Por experimentar esto me dejé picar de algunos hasta que reventasen y se dejaban rodar para irse. Las picaduras de estos mosquitos menores son en alguna manera ponzoñosas particularmente en los que son de mala carnadu4ra que se les hacen llaguillas aunque son de poco momento”.

Leer todo...

domingo, 15 de marzo de 2009

INCA GARCILASO-5. GONZALO PIZARRO, SU MUERTE, MARÍA

TOMO V p.415 416 Cap. XLIII

“Poco después salió Gonzalo Pizarro, subió en una mula ensillada que le tenían apercibida; iba cubierto con una capa, y aunque un autor dice con las manos atadas no se las ataron; un cabo de una soga echaron sobre el pescuezo de la mula por cumplimiento de la ley. Llevaba en las manos una imagen de Nuestra Señora, cuyo devotísimo fue; iba suplicándole por la intercesión de su alma. A medio camino pidió un Crucifijo un sacerdote, de diez o doce que le iban acompañando que acertó a llevar, se lo dio. Gonzalo Pizarro lo tomó y dio al sacerdote la imagen de Nuestra Señora, besando con gran afecto lo último de la ropa de la imagen. Con el Crucifijo en las manos sin quitar los ojos de él, fue hasta el tablado que le tenían hecho para degollarle, donde subió y poniéndose a un canto de él, habló con los que le miraban, que eran todos los del Perú, soldados y vecinos, que no faltaron sino los magnates que le negaron; y aun de ellos habían algunos disfrazados, díjoles en alta voz señores, bien saben vuesas mercedes, que mis hermanos y yo ganamos este imperio...Yo muero tan pobre, que aún el vestido que tengo puesto es del verdugo que me ha de cortar la cabeza; no tengo con qué hacer bien por mi ánima. Por tanto suplico a vuesas mercedes que los que me deben dineros, de los que me deben y los que no me los deben, de los suyos, me hagan limosna y caridad de todas las misas que pudieren que se digan por mi ánima; que espero en Dios que por la sangre y pasión de Nuestro Señor Jesucristo su Hijo y mediante la limosna que vuesas mercedes me hicieren se dolerá de mí y me perdonará mis pecados; quédense vuesas mercedes con Dios. No había acabado de pedir su limosna cuando se sintió un llanto general con grandes gemidos y sollozos y muchas lágrimas que derramaron los que oyeron palabras tan lastimeras. Gonzalo Pizarro se hincó de rodillas delante del Crucifijo que llevó, que lo pusieron sobre una mesa que había en el tablado. El verdugo, que se decía Juan Enríquez, llegó a ponerle una venda sobre los ojos. Gonzalo Pizarro le dijo: no es menester, déjala. Y cuando vio que sacaba el alfanje para cortarle la cabeza, le dijo: haz bien tu oficio hermano Juan. Quiso decirle que lo hiciese liberalmente y no estuviere martirizándole como acaece muchas veces. El verdugo respondió: yo se lo prometo a vuesa señoría; diciendo esto, con la mano izquierda le alzó la barba que la tenía cerca de un palmo y redonda que se usaba entonces traerlas sin quitarles nada y de un revés le cortó la cabeza con tanta facilidad como si fuera una hoja de lechuga y se quedó con ella en la mano y tardó el cuerpo algún espacio en caer en el suelo...

p.420 “Fue Gonzalo Pizarro buen cristiano, devotísimo de Nuestra Señora de la Virgen María, madre de Dios y el presidente lo dijo en l carta que le escribió. Jamás le pidieron cosa diciendo por amor de Nuestra Señora que la negase por muy grave que fuese. Teniendo experiencia de esto Francisco de Carvajal y sus ministros, cuando habían de matar a alguno de sus contrarios que lo mereciese, apercibían y proveían con tiempo que no llegase nadie a pedir a Gonzalo Pizarro la vida de aquel tal; porque sabían que pidiéndosela por Nuestra Señora, no se la había de negar aunque fuesen quien quisiese. Por sus virtudes morales y hazañas militares fue muy amado de todos”

Leer todo...

INCA GARCILASO-3. ¡CÓMO ME GUSTARÍA VERLES EN LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA!

LIBRO II. Cap.28 Los pocos instrumentos que los indios alcanzaron para sus oficios.

“Los españoles, a quien los indiezuelos piden que les lean, no se desdeñan ni se enfadan, por graves que sean, antes les acarician y dan gusto, sabiendo para lo que es. De manera que los indios del Perú, ya que no fueron ingeniosos para inventar, son muy hábiles para imitar y aprender lo que les enseñan. Lo cual experimentó largamente el licenciado Juan de Cuéllar, natural de Medina del Campo, que fue canónigo de la Santa Iglesia del Cuzco; el cual leyó gramática a los mest5izos, hijos de hombres nobles y ricos de aquella ciudad. Movióse a hacerlo de caridad propia y por súplica de los mismos estudiantes, porque cinco preceptores que en veces antes habían tenido, los habían desamparado a cinco o seis meses de estudios, y pareciéndoles que por otras granjerías tendrían más ganancia; aunque es verdad que cada estudiante les daba cada mes diez pesos, que son doce ducados, más todo se les hacía poco, porque los estudiantes eran pocos, que cuando más llegaron a docena y media. Entre ello conocí un indio Inca, llamado Felipe Inca, y era de un sacerdote rico y honrado, que llamaban el padre Pedro Sánchez, el cual viendo el habilidad que el indio mostraba en leer y escribir, le dio estudio; donde daga tan buena cuenta de la gramática  como el mejo estudiante de los mestizos. Los cuales cuando el preceptor los desamparaba se volvían a la escuela hasta que venia otro, el cual enseñaba por diferentes principios que el pasado y si algo se les había quedado de lo pasado, les decía que lo olvidasen, porque no valía nada. Desta manera anduvieron en mis tiempos los estudiantes descarriados de un preceptor en otro sin aprovecharles ninguno, hasta que el buen canónigo los recogió debajo de su capa y les leyó latinidad casi dos años ente armas y caballos, entre sangre y fuego de las guerras que entonces hubo de los levantamientos de son Sebastián y de Francisco Hernández Girón, que apenas se había apagado el un fuego, cuando se encendió el segundo, que fue peor y duró más en apagarse. En aquel tiempo vio el canónigo Cuéllar la mucha habilidad que sus discípulos mostraban en la gramática y la agilidad que tenían para las demás ciencias, de las cuales carecían por la esterilidad de la tierra, doliéndose de que se perdiesen aquellos buenos ingenios, les decía muy muchas veces: “¡oh, hijos, qué lástima tengo no ver una docena de vosotros en aquella universidad de Salamanca!” Todo esto se ha referido por decir la habilidad que los indios tienen para lo que quisieren enseñarles, de la cual también participan los mestizos como parientes dellos. El canónigo Juan de Cuéllar tampoco dejó sus discípulos perfeccionados en latinidad, porque no puedo llevar el trabajo que pasaba en leer cuatro lecciones cada día y acudir a las horas de su coro y así quedaron imperfectos en la lengua latina. Los que ahora son deben dar muchas gracias a Dios porque les envió la Compañía de Jesús, con la cual hay tanta abundancia de todas ciencias y de toda buena enseñanza de ellas, como la que tienen y gozan” p.208

 

Leer todo...

INCA GARCILASO-2. LOS NÁUFRAGOS Y EL CREDO

c.8 Naufragio de Pedro Serrano: Al cabo de los tres años, una tarde sin pensarlo, vio Pedro Serrano un hombre en su isla, que la noche antes se había perdido en los bagios della y se había sustentado en una tabla de navío; y como luego que amaneció viese el humo de fuego de Pedro Serrano, sospechando lo que fuese había ido a él, ayudado de la tabla de su buen nadar. Cuando se vieron ambos, no se puede certificar cuál quedó más asombrado de cual. Serrano imaginó que era el demonio que venía en figura de hombre para tentarle en alguna desesperación. El huésped entendió que Serrano era el demonio en su propia figura, según le vio cubierto de cabellos, barbas y pelaje. Cada uno huyo del otro y Pedro Serrano fue diciendo: Jesú8s, Jesús líbrame Señor del demonio. Oyendo esto se aseguró el otro y volvió a él le dijo: no huyáis hermano de mí, que soy cristiano como vos; y para que se certificase, porque todavía huía, dijo a voces el Credo; lo cual oído por Pedro Serrano volvió a él y se abrazaron con grandísima ternura y muchas lágrimas y gemidos, viéndose ambos en una misma desventura sin esperanza de salir della...Así vivieron algunos días; más no pasaron muchos que no riñeron y de manera que apartaron rancho que no faltó sino llegar a las manos (porque se vea cuán grande es la miseria de nuestras pasiones) la causa de la pendencia fue decir el uno al otro, que no cuidaba como convenía delo que es menester; y este enojo y las palabras que con él se dijeron, los descompusieron y apartaron. Más ellos mismos, cayendo en su disparate, se pidieron perdón y se hicieron amigos y volvieron a su compañía y en ella vivieron otros cuatro años.  En este tiempo vieron pasar algunos navíos y hacían sus ahumadas, más no les aprovechaba de que ellos quedaban tan desconsolados que no les faltaba sino morir. Al cabo deste largo tiempo acertó a pasar un navío tan cerca dellos que vio la humana y les echó el batel para recogerlos. Pedro serrano y su compañero, que se había puesto de su mismo pelaje, viendo el batel cerca porque los marineros que iban por ellos no entendiesen que eran demonios y huyesen dellos dieron en decir el Credo y llamar el nombre de nuestro Redentor; y valióles el aviso, que de otra manera sin duda huyeran los marineros, porque no tenían figura de hombres humanos.  p.34

 

 

 

Leer todo...

INCA GARCILASO-1. ¿POR QUÉ ESCRIBE?

Raúl Porras Barrenechea, en su obra clásica  Fuentes históricas peruanas nos dice que: "La crónica de la conquista es, pues, crisol en el que, por obra del impulso misionero y humanitario de la metrópoli, se funden esencias de los dos pueblos, bajo el signo cristiano y español. El hombre educador en la cultura occidental concibe y vuelve a pensar la historia inaprehensible del alma primitiva, conforme a las normas de su propia e insólita experiencia. En sus manos el Imperio Incaico se occidentaliza, inconscientemente, en tanto que el cronista se indianiza, a menudo, y prende en amor por las cosas de la tierra. Fundidas las dos razas y las dos culturas, con sus ideas y sentimientos disímiles, el cronista, que las acepta y las incorpora a su sentimiento nuevo del Perú, es ya mestizo espiritual y pronto lo será por sangre y nacimiento. Blas Valera y Garcilaso llevarán a la crónica, a fines del siglo XVI, con el primer contingente de sangre india, la íntima emoción de la tierra nativa y con ella la promesa de una nacionalidad... Historia, Geografía, Ciencia de la naturaleza, lenguaje y alma del primitivo Perú, hay que aprenderlos, pues, en las obras de los cronistas del siglo XVI. Ellos son los verdaderos forjadores de la cultura mestiza y original del Perú". Lo estoy comprobando con la lectura de la más célebre obra del Inca Garcilaso de la Vega Los comentarios reales de los incas, en la edición de. Horacio Urteaga. Lima, Librería e Imprenta Gil, 1941

Se cumplen cuatro siglos de su primera edición y me lo estoy leyendo íntegramente. Les aporto algunas perlas que voy seleccionando. Ojalá se animen a leerlo.

Proemio:no con pretensión de otro interés más que de servir a la república cristiana, para que se den gracias a Nuestro Señor Jesucristo y la Virgen María su Madre por cuyos méritos e intercesión se dignó la Eterna Majestad de sacar del abismo de la idolatría tantas y tan grandes naciones y reducirlas al gremio de su iglesia católica romana, Madre y Señora nuestra”

1. Dedicatoria primera "Comentarios Reales": " A los Yndios, Mestizos y Criollos de los Reynos y Provincias del Grande y Riquísimo Ymperio del Perú, el Inca Garcilaso de la Vega, su hermano, compatriota y paysano, salud y felicidad".

2. Dedicatoria segunda "Comentarios Reales: "Por estos respetos y motivos a Vuestra Sacra Majestad, oh Augustísima Emperatriz de cielos y tierra, ofrezco humildemente esta Segunda Parte de mis Comentarios Reales, ya más reales por dedicarse a la Reina de ángeles y hombres que por tratar así del riquísimo reino del Perú y sus poderosos reyes, como de las insignes batallas y victorias de los heroicos españoles, verdadero Alcides y cristianos Aquiles que con sobrehumano esfuerzo y valor sujetaron y sojuzgaron aquel Imperio del Nuevo Mundo a la corona de los Reyes Católicos en lo temporal, y en lo espiritual a la del Rey de Reyes, Jesucristo, y su vicario el Pontífice; y por consiguiente a la Vuestra de doce estrellas, oh Reina del cielo y suelo, calzada de la luna y del sol vestida. A quien suplico de corazón, pecho por tierra, ante el empíreo trono de el sabio y pacífico Salomón, vuestro Hijo, Príncipe de la paz y Rey de gloria a cuyo lado como Madre, en silla de majestad, la vuestra sacrosanta reside y preside a nuestros ruegos y súplicas; se digne admitir este no talento, sino minuto ofrecido con oficiosa y afectuosa voluntad, galardonando la oblación con aceptarla, muy mejor que Jerjes la del rústico persiano, que yo la hago entera de mi persona y bienes, en el ara de mi alma a vuestra santidad. Oh imagen de devoción y de las divinas perfecciones, tan perfecta y acabada que el Sumo artífice Dios haciendo alarde y reseña de su saber y poder desde la primera línea de vuestro ser, con las luces de su gracia, os preservó de la sombra y borrón del pecado de Adán y como vivo traslado y retrato del nuevo Adán celestial para representar más al vivo la divinal hermosura de tan bellísimo dechado y original, se dignó de preservaros de la mancha de la culpa original. Por tanto, para siempre sin fin, a vuestra purísima y limpísima concepción sin pecado original, canten la gala los hombres y los ángeles la gloria. Amén

Libro I, C 1: “mas, confiado en la infinita misericordia, digo que a lo mejor se podrá afirmar que no hay más que un mundo, y aunque llamamos Mundo Viejo y Mundo Nuevo es por haberse descubierto éste nuevamente para nosotros, y no porque sean dos, sino todo uno.

 

c.3 Su aporte personal: Mas el Señor todopoderoso, cuando quiere hacer misericordias, saca las más misteriosas y necesarias de causas contrarias, como sacó el agua del pedernal y la vista del ciego del logo, que le puso en los ojos para que notoriamente se muestren ser obras de la miseración y bondad Divina, que también uso desta su piedad para enviar su evangelio y luz verdadera a todo el Nuevo Mundo, que tanta necesidad tenía della; pues vivían o por mejor decir, perecían en las tinieblas de la gentilidad e idolatría, tan bárbara y bestial, como en el discurso de la historia veremos”.

“pero lo que más loa y engrande a este famoso (Colón) sobre los famosos, es la misma obra de esta conquista y descubrimiento. Yo quise añadir esto poco, que faltó de la relación de aquel antiguo historiador (F. López de Gómara) que como escribió lejos de donde acaecieron estas cosas y la relación se la daban yentes y vinientes, le dijeron muchas cosas de las que pasaron, pero imperfectas, y yo las oí en mi tierra a mi padre y a sus contemporáneos, que en aquellos tiempos la mayor y más ordinaria conversación que tenían era repetir las cosas más hazañosas y notables que en sus conquistas habían acaecidos”

Leer todo...

jueves, 12 de marzo de 2009

CONVERSATORIO UNIVERSITARIO

Tras una charla a 300 catequistas les desafié a organizar algo más comprometido: Invitar a jóvenes de universidades e institutos superiores para conversar acerca de la realidad y del compromiso cristiano.

Dicho y hecho. Dos alumnas de mi universidad aceptaron el reto y se lanzaron a organizarlo. El tema: EL PAPEL DEL JOVEN CRISTIANO EN LAS INSTITUCIONES SUPERIORES

Los ponentes el Dr. Luis Solari de la Fuente, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud , Universidad Católica Sedes Sapientiae, EX MINISTRO de Salud,  EX  PRESIDENTE del Consejo de Ministros y un Servidor, Doctor en Historia de América, Profesor de Historia de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, Director del CEPAC. Miembro del Instituto Riva Agüero

En el afiche figuraba, además; FECHA: Viernes, 20 de febrero. HORA: 7:00 PM.

LUGAR: Parroquia Santísimo  Sacramento: Aula Magna. Lima Norte. Diócesis de Carabayllo

PARTICIPANTES:

Estudiantes de Academias, Institutos y Universidades.

¡INGRESO LIBRE!: SE ENTREGARÁ CONSTANCIA DE PARTICIPACION

Me sorprendió la masiva respuesta, casi cien jóvenes. Se comenzó con la inscripción, una oración, minutos de dinámica 3 x 3 en la que se reunieron para identificar necesidades que ellos veían en el compromiso católico universitario. Y, luego, las ponencias del Doctor Solari, tan ilustrado y tan comprometido, y la mía, seguidas ambas de un montón de preguntas.

Yo, al ver tan concurrido auditorio, comencé hablándoles de Don Bosco y su pasión por los jóvenes, invitándoles a darse todo a Cristo y a la Iglesia para ganar a los jóvenes. Quedó muy claro que hay jóvenes dispuestos, maduros, y decididos a darlo todo por nuestro Dios y por Perú, desde su condición universitaria.

Quedamos animados a proyectar la iniciativa en otros lugares. Pues, ya lo saben. Estamos en contacto. Les dejo el esquema de mi charla. Seguimos en la brecha. ¡Todo por los jóvenes!

 

UNIVERSIDAD,  VOLUNTARIADO y MISIÓN

Ser y sentido de la Universidad

Si el secreto de no envejecer es aprender permanentemente, la universidad puede proporcionarnos el elixir de la juventud. Pero ¿qué es aprender? ¿Acumular conocimientos? Por supuesto que sí, pero ¿es sólo eso?. Si admitimos que es adquirir cultura nos veremos obligados a definir este término. No he encontrado otra definición más breve y sencilla que la aportada por Juan Pablo II en la UNESCO: “Cultura es aquello por lo que el hombre en cuanto hombre es más”. Aquí está la clave, SER, no basta con tener, adquirir, acumular, SER. Recordamos el himno universitario comienza con un deseo: Gaudeamus igitur (alegrémonos ahora) iuvenes dum sumus (mientras somos jóvenes). Uno de los componentes más representativos del mundo universitario es la tuna. La actitud juvenil y dinámica de los tunos nos recuerda que vivimos una época cuya nota de identidad esencial es el cambio permanente. El desafío de la Universidad es provocar, inculcar en los profesionales una actitud crítica y creativa, el propiciar la formación continua y el perfeccionamiento académico; constituirse en centros del más alto nivel donde se enseñe científicamente y con la mayor calidad, el crear comunidades que investiguen, todo ello con una ética personal y una proyección social comprometida (tanto con su realidad local inmediata como con la aldea global mundial).

Me gustaría hablarles de tres asuntos:

I. Qué es la Universidad a la luz de la historia

II. Horizontes para el voluntariado

 

I. QUÉ ES LA UNIVERSIDAD A LA LUZ DE LA HISTORIA

A. ¿ Qué no es la Universidad ?

1. Una fábrica de títulos. 2. Centro de acogida a jóvenes sin trabajo que les "coloca" provisionalmente con la esperanza de un futuro modus vivendi en la sociedad. 3. Oficina de trabajo para funcionarios docentes más o menos prestigiosos. 4. Almacén donde se guardan y transmiten conocimientos; o supermercado donde llenar nuestros cestos mentales. 5. Sala de fiestas 6. Torre de marfil donde se refugian enciclopedias con patas, sabios distraídos, encerrados en ghettos aislados de la sociedad.7. Sacristía de los partidos políticos donde acolitan tiernos monaguillos a los sacerdotes de la nueva religión del saber o sociedad del conocimiento. 8. Rebaño de "borregos de Pancorbo o rumiantes de la Santa Alianza" (J. Maritain); ni miméticos imitamonos de todas las modas futuristas por el hecho de ser lo último, ni nostálgicos de otras épocas para los que "cualquier tiempo pasado fue mejor".9. Kiosco de distinciones académicas que olvida lo fundamental como denunciaba Luis Puchol, subdirector de Ciencias Empresariales Europeas en Madrid, al comentar por qué había rechazado a un brillante titulado superior cargado de condecoraciones: "sabe muchas cosas menos tres: no sabe hablar, no sabe leer y no sabe escribir". 10. Despiezamiento de saberes, creación de monstruos que desarrollan mucho unos órganos y dejan otros sin crecimiento.

B. Factores históricos que propiciaron el surgimiento de la Universidad:

La causa fundamental del surgimiento y organización de las Universidades son las circunstancias y condiciones de la época, lugar, ambiente cultural y social, junto con una institución fuente, la Iglesia, que aportó las ideas y los hombres.

C. Misiones de la Universidad. Entre muchas, yo he seleccionado cinco:

1. Escuela donde se forman los dirigentes que, conociendo el pasado y aprendiendo de él, poseen una acitud crítica y constructiva de todas las dificultades que impiden al hombre un mayor grado de realización personal y social. Es un centro de liderazgo, de formación se selectos.

2. Síntesis de saberes

Uno de los peligros que acechan a la Universidad de nuestro tiempo es la falta de sentido de la totalidad del saber. La superespecialización está llevando a un neoanalfabetismo aunque esté revestido de ropaje de la educación superior. Son los "nuevos bárbaros" según J. Ortega y Gasset. La esencia de la Universidad es reconciliar todos los saberes obtenidos en las ciencias naturales y sagradas en un síntesis general que las comprendía y explicaba. Aunque en la actualidad la gran cantidad de información y conocimientos hace inviable esa síntesis general exterior, a lo menos sí es posible una síntesis general basada en la sabiduría interior que plenifica y potencia al construir personas cabales y unificados interiormente.

Como detalle práctico el universitario debe extractar de cada materia los conocimientos básicos, los que le dan sentido, y una vez realizada esta tarea relacionarlos con otros deiferentes asignaturas de su especialidad.

3. Formación integral. Conjugar el progreso en los aspectos materiales de la vida con la defensa de los valores del hombre que dan sentido a ese progreso material. El gran reto de la Universidad actual es enseñar a ser persona, formar su conciencia, ayudando a descubrir con claridad la luz que encamina al hombre a lograr que su conducta alcance la plenitud humana a la que está llamado. Exige además la realización de una obra perfectamente acabada

4. Buscadora de la verdad: de las cosas, de la propia vida, del ser humano.

Como bien decía A. de Sain Exupery : "La Verdad para el hombre es lo que hace de él un hombre" Este empeño por buscar la Verdad, pro comprender  yhacer comprender el mundo es la misión más sublime del hombre.

Además de esta Facultad menor, la Universidad medieval estaba constituida por otras tres Facultades mayores, la de Teología, la de Derecho y la de Medicina, las tres grandes ciencias de la «adecuación», del «orden»:

a) La Teología nos enseña cuál es el «orden divino» a «orden macrocósmico», que, como es obvio, es raíz y fuente de todos los demás.

b) El Derecho nos enseña cuál es el «orden civil» a «orden del mesocosmos», el «orden de la república».

c) La Medicina, en fin, nos enseña cuál es el «orden humano» a «orden del microcosmos», el «orden del cuerpo».

5. Compromiso solidario. Es uno de los más eficaces instrumentos de renovación y perfeccionamiento social. Presta un gran servicio al hombre y a la sociedad ayudando a obtener respuesta a los interrogantes más íntimos del ser humano, colocándole como centro de todo su actuar. No debe olvidar el universitario que la sociedad ha invertido un fuerte presupuesto en su formación y debe retribuirle con su proyección. O la Universidad sirve, se proyecta en la sociedad, o de lo contrario, no sirve para nada.

II. VALORES DEL VOLUNTARIADO:

Ser voluntario es una nueva forma de ver, de mirar, de sentir al hombre y la realidad. Vivimos en una sociedad que nos muestra lo que quiere y nos oculta lo que no le interesa. Y podemos pasar ante realidades de marginación social, exclusión, soledad, indiferencia, desigualdad con una mirada epidérmica, abúlica y acorazada. Todos hemos tenido la experiencia de personas que no dan crédito a pequeños detalles de nuestra labor con el cuarto mundo. No es patrimonio de una clase social o de un factor coyuntural. Nace de la conciencia que sabe que todo hombre viene a la existencia con una misión que cumplir. R. Follerau, el vagabundo de la caridad y apóstol de los leprosos: "O bomba atómica o caridad".

Una primera aproximación a la imagen del voluntario la encontramos en el capítulo 3 de los Hechos de los apóstoles. 'Pedro y Juan suben al Templo y encuentran en la puerta un tullido de nacimiento que pide limosna a todo el que entra. Éste al verlos, les pidió una limosna. Fijaron en él la mirada y Pedro le dijo: "míranos". Él les miraba con fijeza esperando recibir algo de ellos. Pedro le dijo: "no tengo plata ni oro; pero lo que tengo, eso te doy: en nombre de Jesucristo echa a andar'.

Responsabilidad. G. Villapalos, ex-rector de la Universidad Complutense de Madrid y A. López Quintás, catedrático de Estética, acaban de publicar un libro muy interesante, El libro de los valores  (Planeta, Barcelona 1996) en el que incluyen este cuento, a la vez simpático y sugerente: "Éste es un cuento sobre Gente llamados Todos, Alguien, Cualquiera y Nadie. Había que hacer un trabajo importante y Todos estaban seguros de que Alguien lo iba a hacer. Cualquiera lo podría haber hecho, pero Nadie lo hizo. Alguien se enojó por esto, porque era el trabajo de Todos. Cada uno pensó que Cualquiera lo podía hacer, pero Nadie se enteró de que Todos no lo iban a hacer. Todos culparon a Alguien, cuando Nadie hizo lo que Cualquiera podría haber hecho".

 

Leer todo...

martes, 10 de marzo de 2009

DANIEL PELÁEZ, FORJADOR DE LIMA NORTE








El trabajo sobre el patrimonio cultural convierte en misión gozosa una profesión que a veces se torna áspera y costosa. Esto viene a cuenta de la jornada del jueves 5 de marzo en que fue invitado por Daniel Peláez Tataje, con 93 años a sus espaldas desde el 3 de enero, a conocer de cerca su trayectoria personal, familiar, política, social que le coloca como uno de los pioneros en la construcción de Lima Norte.

Quien fuese considerado el mejor futbolista del momento en el distrito, agricultor, padre de 14 hijos, alcalde, gobernador, cuidador de la Casa Punchauca, forjador del parque de la iglesia de San Pedro de Carabayllo... no se limitó a darnos pelos y señales de su generoso proceder. Nos abrió su hogar y, además, nos convidó a almorzar a toda la comitiva del Centro de Producción de la UCSS, junto al Sr. Terán, chofer. Estamos preparando un video con su trayectoria y compromiso. Como se suele decir en Polonia ¡Sto lat! ¡que vivas cien años! Muchas gracias y a seguir luchando por la identidad de Carabayllo y Lima Norte.

Nació el 3 de enero de 1916, hijo de don Simón Fidel Peláez Camba y de doña Anamaria Tataje Injante. Su abuelo fue don Juan Peláez Cabrera y su bisabuelo fue el ciudadano español Genaro Camba, que en su tiempo fuera dueño de las haciendas Guarabí Alto y Guarabí Bajo de 100 hectáreas cada una y ubicadas en la cercana provincia de Canta, este señor fue en ese tiempo el principal productor de mantequilla y queso del valle.


Ente los reconocimientos, cabe destacar:

» Universidad Nacional Federico Villareal, por su colaboración con el curso Visitas a Lugares de Interés Histórico – 2004


» Comité Cívico de Cooperación de la Comisaría PNP Carabayllo por su participación como invitado de honor al Desfile Cívico Patriótico Escolar 2005

» Preservador de la Casona de Punchauca

Cargos


1938 Regidor trabajando al lado del alcalde Cesar Isusqui Gral. Benavides


1942 Teniente Gobernador Gral. Prado

1950 Alcalde de Carabayllo durante 2 años Gral. Odria (35 años)


1963 Regidor del distrito Gral. Pérez Godoy


1968 Gobernador del distrito durante dos periodos consecutivos Sr. Belaunde Terry y Gral. Velasco Alvarado


1978 Regidor trabajando al lado del alcalde Carlos Vigil durante dos años Gral. Morales

Bermúdez


Otros

Gestión para la autorización de la conservación y preservación de la Casona Punchauca – ante el Presidente del Instituto San Martín del Perú y el INC.

Gestión para la formación de la Sociedad San Martiniana de San Pedro de Carabayllo.

Leer todo...

lunes, 9 de marzo de 2009

TODOS A EJERCICIOS






¡Qué gusto da ver al Papa y a toda la Curia en silencio practicando los Ejercicios Espirituales anuales! Este año 2009, el predicador ha sido el cardenal nigeriano Francis Arinze - prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos- quien a través de "Radio Vaticano" definió los ejercicios espirituales como una experiencia "muy positiva": "ver a todos meditando, rezando, con Jesús en el medio, la adoración eucarística de cada día, y después un tiempo individual para cada uno, en silencio total... Es edificante y muy positivo para la Iglesia".



He tenido la suerte de dar tres tandas de Ejercicios en el espacio de un mes. La primera, del 6 al 13 de febrero, a 12 militantes de Santa María, que sabían muy bien a lo que iban y que han experimentado el encuentro con la misericordia divina en la entrañable casa del JUN-OBRA DE LA INMACULADA del P. Juan Álvarez. Contamos, además, con su atención espiritual en la confesión y algunas de las misas; ¡qué gracia tuvo cuando nos dio la bendición para lucrar la indulgencia y nos recordó que ya estábamos prestos para irnos derechitos al Cielo!. Inolvidables la paz, el silencio, la gozosa presencia luminosa de la luna, la luminosa cruz gigante sobre el pelado e imponente cerro... como ambiente, impagable la atención de Verónica en el comedor y la capilla, edificantes los ejemplos de los jóvenes dándole todo a Cristo. Y, si alguno cree que exagero enumerando las bondades le diré que yo me encontraba tan feliz que exclamaba para mí: ¡ya sólo falta la lluvia...! pues llovió tras la exposición final del Santísimo. Que algunos no pudieron ir, que otros se quedaron sin los Ejercicios por falta de ganas...¡sí!, pero eso ya lo sabemos. Pero todo esfuerzo es nada con tal de ver crecer un alma hacia Dios, buscando en todo amar y servir. Casi siempre, al final, todos coinciden que lo mejor es la lectura de comedor, pues aquí realmente sí que tocó el corazón la vida de San Francisco, el poverello del Señor.



Del 22 al 24 me invitaron a dar un Retiro en silencio a los profesores de la ODEC de Huaraz, unos 65 en total. Los participantes llevaban varias jornadas pedagógicas y culminaban con el Retiro. Me pidieron que las charlas girasen en torno a San Pablo y así fue. Lo mejor sucedió al inicio con la Misa presidida por el Sr. Obispo, Mons. José Eduardo Velásquez, quien no permitió que nadie se le durmiese en la homilía porque “pregunto” y preguntó sobre su paternal catequesis paulina; y el remate fue la confesión y comunión de todos los participantes, que coincidía en el santuario mariano diocesano designado para ganar el jubileo paulino. Es reconfortante ver a estos profesores de religión con tantas ganas de formación, en tantas situaciones tan adversas, entusiasmados con el deseo de llevar a Cristo, la Iglesia, a los últimos rincones de Ancash a través de sus alumnos.



La tercera ha sido mi “pica” en Ica que no en Flandes. Gracias a la iniciativa de Éder, militante que trabaja como ingeniero agrícola en esta ciudad y que coordina el grupo de catequesis de la parroquia del Señor de Luren, 9 jóvenes han sido protagonistas de una de las primeras tandas de Ejercicios en esta ciudad castigada por el terremoto en el pasado agosto del 2007. A pesar de estar en plenas fiestas de la vendimia, estos jóvenes dejaron todo para buscar a Dios y un sentido a sus vidas. Uno de ellos, locutor de radio, alejado de la Iglesia durante varios años y participante de otras iglesias, comentaba con alegría: “He sentido que gracias a María tengo una Madre, que no soy huérfano. Otro, músico, expresaba su perplejidad ante el simple proyecto de hacer silencio; pero se encontró consigo mismo, sanó heridas familiares, se agarró al Espíritu Santo, aunque tuviese que dejar de lado su celular, su MP3. El benjamín de los nueve, con 15 años, declaró con sinceridad su nula experiencia religiosa y la falta de práctica sacramental pues no había vuelto desde su primera comunión, años atrás; fue a los Ejercicios porque su mamá le amonestó con cariño: “Hijo, soy tu mamá, y Dios me pedirá cuenta de lo que he hecho con mi hijo, si lo he educado cristianamente; ¿Por qué no vas al Retiro y te confirmas?”; se le notaba bien contento con el paso dado. Un estudiante de zootecnia, a quien le gusta la bulla como a nadie, nos contó que fue gracias a sus tías y que se ha quedado sorprendido de verse rezando el Rosario, leyendo y meditando la biblia, confesándose (tras ocho años); tenía una duda y era pro qué en el terremoto pasado murieron tantos en la iglesia y, sin embargo, los presos se libraron, le respondió otro joven de la Renovación Carismática que precisamente varios de sus amigos habían fallecido pero que sabía con seguridad que habían comulgado y estaban muy bien preparados. Fernando, estudiante de arte, manifestó sus miedos e inseguridades y cómo los Ejercicios le habían dado paz, gozo, buenos propósitos. Roberto, pura risa, declaró que el silencio de ojos fue un pequeño martirio, pero que gracias a esas renuncias había sentido muy de cerca de Dios y que estaba presto para evangelizar. Alexis señaló que a él le encantaba el silencio y que vio cuán egoísta había sido para con Dios y cómo debía amarle pero con gestos concretos en el prójimo. Éder, por último, que estaba como ayudante y les dio la última charla sobre la perseverancia, nos compartió que su oración era verles orar con tanto fervor y que ya está pensando en la próxima.



Leer todo...

jueves, 5 de marzo de 2009

CARIDAD Y ACCIÓN SOCIAL EN LIMA

A punto de comenzar el Diplomado de Doctrina Social de la Iglesia en mi Universidad Católica Sedes Sapientiae http://www.ucss.edu.pe/posgrado/diplomado/diplo_doc_iglesia.htm

Me complace compartirles tres bellos textos de la proverbial caridad y acción social vivida en Lima, Ciudad de los Reyes.

 

El primero nos lo ofrece el gran cronista Bernabé de Cobo, S.I. Historia de la fundación de Lima Libro segundo. Capítulo Primero: "De la mucha piedad y religión de esta república"

No resplandece ni campea menos la piedad y misericordia con los prójimos, como lo testifican los muchos hospitales que hay fundados, donde con singular amor y regalo son curados los enfermos; las gruesas limosnas que se recogen para sustento de los necesitados; las memorias pías dotadas de buenas rentas, que se expenden en dar estado a doncellas pobres y en remediar necesidades de gente desamparada; y lo que no es de menor estimación, el buen acogimiento, agasajo y comodidad que en esta república (digna por ella del honroso título de madre común) hallan todos los forasteros de cualquier nación que a ella vienen, que es tan notable, que los más ponen en olvido a sus propias patrias y se avecindan en ésta y la tienen pro propia, atraídos y pagados del amor y cortesía con que son recibidos y tratados y la igualdad con que ella reparte entre sus habitadores, sin aceptación alguna de personas naturales o extranjeras, los bienes, comodidades y honras que otras repúblicas sólo distribuyen y comunican a sus propios hijos y naturales, excluyendo de ellos a los advenedizos y forasteros.

Finalmente, a la grande estima y aprecio que hace esta ciudad de las cosas de virtud y piedad, podemos atribuir el extraordinario crecimiento que en grandeza, lustre y majestad ha tenido en tan pocos años, y se puede piadosamente esperar que en tanto que ella no descaeciere del buen punto en que ha puesto las cosas de religión y culto divino, la conservará y prosperará el cielo con mayores aumentos de bienes y felicidad".

 

El segundo viene en el más completo manual de historia de la Iglesia en el Perú, del P. Enrique FERNÁNDEZ GARCÍA, Perú Cristiano PUCP, Lima 2000  p363. El autor es el arzobispo de Lima, Mons. Heras: INFORME A LA SANTA SEDE. Madrid, 3 de diciembre de 1823

Se admiran en la capital generalizadas ciertas virtudes que son dignas del aprecio: tales son una misericordia compasiva, una devota piedad, un gran respeto y veneración por los católicos dogmas y ministros del santuario y otros; el genio suave y dócil de las gente de aquel país los hace sensibles a las miserias humanas; no pueden oír o ver una aflicción en el prójimo, sin que sus corazones se enternezcan; empeñan todo su poder y ys haberes por remediar una desgracia; al que ven caído lo auxilian; socorren con generosidad toda clase de necesidaes; se compadecen de los enfermos, habiendo casas que, así de día como de noche, tienen medicinas y caldo pronto para los pobres que lo piden; ejercitan la limosna, y por decirlo de una vez reluce en Lima la caridad fraterna y compasiva en toda la extensión de sus objetos

 

El tercero se refiere a Matías Maestro y nos lo da el recientemente fallecido Miguel Rabí Chara Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana. 172 años de historia (1834-2006) Lima 2006

El capítulo II lo dedica a nuestro MM: “La gran obra social y filantrópica de D. Matías Maestro. Su contribución a la protección y asistencia social”. pp.43-62

Dice entre otras cosas: “Debemos rescatar del olvido y de la indiferencia, la brillante participación que le correspondió a D. MM, tanto durante el régimen virreinal como en el periodo de vida independiente de nuestro país; siendo en esta segunda etapa su intervención de enorme importancia y trascendencia para la protección y asistencia social de la población; cuando se señalaron las bases del sistema sanitario y social, al combatirse eficazmente las enfermedades, las plagas y las epidemias, y lograrse la estructuración y la financiación de todo un complejo sistema asistencial

...Después de transcurridos 171 años de su lamentable desaparición, fallecido en la pobreza más digna y elocuente de quien fue rico en ideas y grandes cambios estructurales, generoso en su constante siembra del bien, del bienestar, de la asistencia, de la protección, en el tiempo su personalidad se agiganta e incrementa por la genial obra realizada, y por el enorme sacrificio y abnegación dedicada a una “buena e inestimable obra” como fue el dar salud y protección a las clases más necesitadas.

Nuestras palabras no son suficientes para hacer el justo reconocimiento y elogio que sentimos todos por la obra de D. MM; es el país entero quien le debe el justo aprecio y reconocimiento a este peruano de corazón, quien sin preparar en abnegación y sacrificios, dedicó toda su vida a organizar y sistematizar la protección y la asistencia social en el Perú.

En el vestíbulo del local de la Sociedad de la Beneficencia de Lima, luce espléndido el. "CUADRO DE HONOR. La Sociedad de Beneficencia Pública de Lima inscribe aquí, en testimonio de respeto y gratitud los nombres de los que fundaron los establecimientos de caridad y obras pías que administra y los de aquéllos que con sus bienes o eminentes servicios, contribuyeron a su conservación y engrandecimiento...

1826 el Presbítero Licenciado

DON MATÍAS MAESTRO

distribuyó su fortuna entre varias instituciones piadosas. Construyó el cementerio general de Lima. En el año 1826 fue nombrado Director General de Beneficencia y en este puesto prestó grandes servicios a las casas de misericordia"

 

Leer todo...

Video homenaje a Manolo

"¡Cómo no creer!. Señor de los Milagros

 

José Antonio Benito Copyright © 2009 Gadget Blog is Designed by Ipietoon y adaptado por ANGEL SANTA MARIA R. Sponsored by Online Business Journal